Son muchas las personas que quieren saber cómo ahorrar luz en sus hogares para reducir sus gastos mensuales. Es de gran utilidad controlar el sistema eléctrico de tu hogar, con el fin de evitar daños en tus aparatos electrónicos y sobretodo de ahorrar.

La luz es uno de esos componentes del sistema eléctrico que hay que cuidar en mayor medida puesto que supone el 20% del gasto de energía de la mayoría de los hogares. Un dato a tener en cuenta para controlar su uso.

¿Te has preguntado cómo ahorrar luz?

Aquí tienes unos consejos para que consigas reducir la factura de la luz:

  • Solicitar una autoría energética: el gasto que supone que un auditor señale las zonas de la casa en las que se puede mejorar el ahorro de energía, no será tanto como los picos de tensión que pueden acarrean todavía más gastos, así que asegúrate primero de cómo debes hacerlo. Existen en el mercado dispositivos para controlar los altibajos de tensión por si prefieres ahorrarte al auditor.
  • Tener al día el seguro de hogarpuesto que podrás reclamar a tu seguro daños generados por las subidas y bajadas de tensión y si el seguro te cubre este tipo de problemas.
  • Desconecta los aparatos electrónicos cuando haya tormenta o cuando no los estés utilizando. Parece una bobada, pero en un apagón por una gran tormenta eléctrica puede hacer que, por ejemplo tu ordenador no vuelva a enchufarse.
  • No es aconsejable enchufar y desenchufar continuamente tus aparatos electrónicos.
  • Aísla tu casa con el fin de conseguir un consumo eficiente de energía es muy recomendable que controles las posibles fugas de aire que haya en las ventanas, puertas…
  • Reemplaza las bombillas: las bombillas de bajo consumo o las led son más caras pero a la larga son más eficaces ya que su vida útil es más larga que la de una lámpara halógena.
  • Cortinas y alfombras: durante el invierno se suelen utilizar cortinas y alfombras para eliminar los puntos fríos lo que supone un ahorro considerable en la factura de la calefacción.
  • Apaga las luces: esta pequeña acción te ayudaran al control del sistema eléctrico.
  • No calientes ni enfríes la casa cuando esté vacía: lo más recomendable es que programes el termostato para que enfríe o caliente 20 minutos antes de tu llegada. Dejarlo encendido puede ocasionar mucho gasto al mes.

En definitiva…

Sigue todos estos trucos y consejos para ahorrar. Te servirán de mucha ayuda cuando quieras reducir la factura de la luz e, incluso, otros gastos de tu vivienda. Y recuerda, la manera más adecuada de ahorrar luz es controlar y, sobre todo, evitar los encendidos innecesarios.