Los propietarios de mascotas sabemos que su cuidado requiere a veces gastar grandes cantidades de dinero. Los consideramos parte de la familia y queremos lo mejor para ellos. Compramos piensos caros (que a menudo confundimos con buenos piensos por su precio), nos vemos obligados a pagar costosos tratamientos veterinarios o simplemente, le colmamos de juguetes que no necesita. Aun así, reducir gastos sin que su bienestar se vea afectado es posible.

Desgraciadamente, la economía en estos tiempos que corren no es la ideal para la mayor parte de las familias. Por eso en este post trataremos de darte algunos trucos para ahorrar dinero para que tu perro esté bien cuidado a un precio razonable.

Reducir gastos sin dejar de invertir en la salud del perro:

Parece algo contradictorio al tratarse de consejos para ahorrar. Sin embargo, el famoso dicho de “lo barato sale caro” suele ser cierto. Por ejemplo, es importante que vacunes a tu perro todos los años. De este modo evitarás futuras enfermedades que podrían desembocar en costosas visitas al veterinario, tratamientos caros o incluso operaciones quirúrgicas, que a veces son inasumibles por su elevado coste.

Los tratamientos antiparasitarios son igualmente importantes para prevenir enfermedades o alergias, sobre todo de la piel. Puedes optar por tratamientos que duran hasta 6 meses, como los collares, existiendo diversos modelos y precios en el mercado para todos los bolsillos. Presta especial atención también a su higiene bucodental. Elimina el sarro y el mal aliento, el cual suele ser síntoma de alguna enfermedad. Puedes cepillarle los dientes de 2 a 3 veces por semana reutilizando un viejo cepillo, o bien darle productos especiales que limpian sus dientes y les dejan un aliento más fresco.

Cuida su alimentación sin gastar una fortuna:

Mantén a tu perro siempre hidratado con agua fresca y aliméntale adecuadamente. Las raciones han de ser justas. No solo ahorrarás comida, sino que evitarás el sobrepeso de tu perro y las enfermedades que ello conlleva.

Por otro lado, es falso que los piensos más caros del mercado sean los mejores para tu mascota. Si decides alimentarle con comida seca, es importante aprender a leer las etiquetas de los productos. Los piensos naturales suelen ser una buena opción, pues tienen una proporción muy alta de carne en comparación con otros procesados. Además, tienen más nutrientes y verduras. Suelen tener un precio medio en comparación con otros piensos, pero recuerda que un perro bien alimentado estará más sano. También puedes optar por alimentarle de forma casera, con carne y verduras que tú mismo puedes cocinar. Respecto a las golosinas, puedes usar verduras, como la zanahoria, pan duro (ayuda a limpiar los dientes) o incluso salchichas cortadas en trozos, lo que te permitirá ahorrar. Además, si compras por internet, asegúrate de pedir grandes cantidades para ahorrar en los gastos de envío.

Siguiendo estos consejos, seguro que conseguirás reducir gastos sin descuidar el bienestar de tu perro… ¡Disfruta y ahorra! De todas formas, si tienes alguna emergencia o cosa que cubrir en Superquoter encontramos solo para ti las mejores ofertas en préstamos: entra AQUÍ y descúbrelas.