¿Quién no se ha planteado alguna vez prepara un plan de ahorro? Pero la cuestión es:  ¿quién es capaz de llevarlo adelante? Son muchas las personas que tratan desesperadamente de ser capaces de ahorrar, pero siempre acaba pasando algo, siempre viene un gasto extra que estropea todos nuestros propósitos. Pues bien, en el ahorro, como en muchas otras cosas de la vida, el cine tiene mucho que decir. Y es que el truco infalible para ahorrar cada mes y terminar el año con una buena cantidad de dinero guardado lo da una de las más grandes películas de la historia del cine: Matrix.

¿Y qué tiene que ver Matrix con el ahorro?

Seguramente recordarás esa escena de Matrix en la que el instructor, Morfeo, está tratando de enseñar a su discípulo y protagonista de la sala, Neo, a golpearle. Desesperado por no conseguirlo, recibe una sentencia por parte de Morfeo con una gran carga filosófica, aplicable a todas las facetas de la vida. Sí, incluso al ahorro. En un determinado momento, le dice a Neo: “come on, stop trying hit me and hit me” (“deja de intentar golpearme y golpéame”). Es decir, en lugar de perder tiempo intentando encontrar la forma de golpearle, lo único que debía hacer era golpearle de una vez. Aplicado al tema que aquí nos ocupa, lo que Matrix puede enseñarnos es que en lugar de desperdiciar las horas, los días y los meses tratando de encontrar la fórmula secreta para conseguir ahorrar, la pócima milagrosa para ser capaces de reservar una parte de nuestros ingresos para el futuro, lo único que hay que hacer es empezar a guardar dinero con sensatez.

¿Cómo se lleva a cabo el Plan Ahorro Matrix?

El plan ahorro de Matrix se basa en la propuesta de Morfeo: el único secreto para ser capaces de ahorrar no es otro que ahorrar. Tan fácil como acudir al banco más cercano y ordenar que cada mes, sin faltar uno solo, retiren de nuestro sueldo el 10 %, de forma automática, y este importe sea enviado a una cuenta de ahorro. De esta forma, irán pasando los meses, y al final del año tendremos una cantidad considerable que podremos destinar a ese viaje que siempre soñamos o a seguir ahorrando.

Al principio, como todo, este plan ahorro será complicado, porque habrá que ajustar el  presupuesto con el que contábamos antes a ese 10 % de menos. Pero en muy poco tiempo ese pequeño ajuste ya no será un problema, la vida seguirá con normalidad y nuestros ahorros irán subiendo. ¡Y todo con un secreto tan sencillo! Tras volver a ver esta escena de una de las películas más míticas del cine, ya no hay excusas para ahorrar.

Si aún de todas formas necesitas un dinero extra, no te preocupes, en nuestro comparador encontrarás los mejores préstamos con las menores comisiones.