Una de las necesidades básicas del ser humano es comer y beber y si pueden comprar barato mucho mejor. Lo más importante es saber qué es lo que se quiere y sobretodo lo que se va a comer, nunca comprar de más porque puede provocar que los alimentos caduquen y tengamos que comprar más y por consiguiente gastar más dinero.

Ideas para comprar barato

Lo primero que tienes que saber es que si haces la comida tu mismo y evitas encargarla vas ahorrar más dinero y también mejorarás tu dieta ya que lo que solemos encargar siempre es comida basura porque es rápido y “barato” aunque todo lo barato siempre sale caro. Por eso hay que tener unos conceptos claros a la hora de ir a hacer la compra de la semana.

  • Cocinar siempre con productos básicos: esto te permitirá comer más sano y evitar las comidas preparadas. Los productos básicos son los mejores para una dieta sana y equilibrada y a parte de aportar todo lo esencial también te proporcionan un gran ahorro al mes.
  • Haz un plan de comidas: esto te servirá para llevar un control de los alimentos que vas a ingerir y no arramblar con lo que haya en la nevera.
  • No tirar la comida: hay que evitar tirar la comida fijándose en la fecha de caducidad de los alimentos para que no sean atraídos por los insectos,  manteniendo la verdura y las frutas en la nevera y midiendo las raciones para no dejar comida en el plato.
  • Utiliza el congelador: compra alimentos que se puedan congelar para tirar de ellos cuando se te hayan acabado las verduras. Hay que hacerlo de la mejor manera posible separando las raciones para no sacar más de la cuenta.
  • Tener una despensa con provisiones: abastecer tu despensa de botes de conserva, alimentos empaquetados como legumbres, frutos secos, pasta, arroz puesto que estos alimentos tienen una larga vida y te pueden salvar de muchos momentos de apuro.
  • El pan: para conservar el pan y no ir a comprar diariamente lo más recomendable es cortarlo en rebanadas y meterlo en el congelador.
  • Compra marcas blancas: siempre que vayas al supermercado valora la posibilidad de comprar marcas blancas ya que son mucho más baratas.
  • Comprar on-line: la ventaja de comprar por Internet es que te ciñes a lo que está anotado en la lista y como no estás en el lugar físico no tienes tentaciones de comprar de más.

Cuando vas al supermercado…

Cuando nos toca hacer la compra de la semana tenemos que tener en cuenta ciertos factores que favorecerán el ahorro del mes.

  • Siempre hay que ir solo y después de comer: si vas solo a hacer la compra te obligarás a ceñirte a lo que has apuntado en la lista y si vas recién comida evitarás comer de más.
  • Comprar barato y con consciencia: compra realmente o que vas a consumir, teniendo claro en que pasillo del supermercado está y no haciendo paradas innecesarias.
  • Mirar bien los precios: asegurarte de haber visto todos los precios y de haber elegido la opción más barata.
  • Utiliza los cupones descuento: si tienes ofertas de algún supermercado no dudes en aprovecharte de ellas.

Ya tienes todos las ideas para ahorrar en la compra y reducir tu factura considerablemente al mes. Si sigues estos pasos tu economía se verá favorecida.