A la hora de comprar un teléfono móvil, el usuario se enfrenta al mismo dilema que a la hora de adquirir otros productos: Conseguir teléfonos baratos no es sencillo y uno se plantea ¿cómo se puede ahorrar dinero sin tener que renunciar a la calidad? La respuesta a esta pregunta puede suponer la diferencia entre poder comprar, o no, dicho teléfono. Por ello, en las siguientes líneas trataremos de hallar las fórmulas más efectivas para ahorrar dinero sin tener que renunciar a ese móvil que tanto necesitamos.

Estrategias de las operadoras de telefonía móvil

Atrás quedaron las efectivas estrategias de las operadoras de telefonía consistentes en regalar móviles a cambio de unas determinadas tarifas con contrato de permanencia, o incluso por cambiar de compañía o de tarifas dentro de la propia compañía. No obstante, las empresas telefónicas han diseñado nuevas formas de atraer el interés de los consumidores.

Efectivamente, estas empresas ofrecen a sus clientes los mejores modelos del mercado dándoles facilidades de pago. Así, la financiación y los pagos a plazos se están convirtiendo en una tónica general para que los clientes adquieran sus nuevos móviles sin que ello les suponga un único gran gasto. Asimismo, esta financiación es el preludio de nuevas formas de captar clientes teniendo el ahorro como telón de fondo.

Algunas compañías ofrecen la posibilidad de pagar una cantidad inicial junto con una cuota mensual que dura dos años más. Al término de ese tiempo, el cliente puede decidir refinanciar por otro año más el móvil o, por el contrario, devolverlo. Esta fórmula es muy parecida al leasing, el cual no tardará en llegar a Europa, que no es más que un modo de financiación, pero sin la intervención de intermediarios, tratando directamente con la operadora.

Consejos para conseguir teléfonos baratos y nuevos

Estos consejos se rigen por el sentido común y por la ley de la oferta y la demanda. Por ello, para ahorrar dinero con la compra de un smartphone nuevo, lo mejor es no tener prisas. De este modo, con la llegada de las rebajas siempre será más fácil conseguir un buen móvil que durante las temporadas altas, como lo son las fiestas navideñas.

Y si de paciencia se trata, esperar a que salga un nuevo modelo siempre ayuda a conseguir teléfonos baratos del modelo anterior o incluso nuevos. Otra opción es tratar de conseguir el móvil que se quiere de segunda mano, con sus pros y sus contras. Por ello, lo mejor es comprarlo conociendo al comprador.

Otra opción muy eficaz, especialmente cuando se trata de modelos chinos -muy de moda actualmente por sus precios y su funcionalidad-, es intentar comprarlos en grupo. De este modo, se puede ahorrar bastante dinero.

Como puede verse, las opciones para ahorrar en el momento de hacerse con un buen móvil son variadas y efectivas. Encontrar la más adecuada solo depende de nosotros.