En ocasiones, las ideas más simples son las mejores soluciones. ¿Quieres contratar Internet barato? OK, perfecto ¿Nunca has pensado en compartir la conexión con tus vecinos? Seguro que sí, pero… ¿sabía que es opción completamente legal? De hecho, Cada vez son más las comunidades de vecinos que optan por este truco de ahorro para reducir el coste de la conexión a Internet.

Compartir la conexión WiFi es una posibilidad totalmente legal siempre que se cumplan una serie de requisitos que ajusten el proceso a la normativa vigente. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) es el organismo encargado de vigilar el cumplimiento de la legislación en este aspecto.

¿Cómo efectuar el proceso de forma legal?

Para que esta forma de gestionar la conexión a WiFi mediante la compañía de telefonía móvil sea totalmente acorde con la legalidad, tenemos que cumplir tres requisitos:

  • Que la conexión cerrada al público en general. En consecuencia, el número de usuarios que finalmente hagan uso de la WiFi no podrá resultar masivo.
  • Los vecinos que vayan a contratar Internet barato mediante esta táctica deberán ser quienes abonen los costes de instalación y mantenimiento de la red.
  • Por último, para que el proceso sea respetuoso con la legalidad los vecinos no podrán ofrecer servicios ni de acceso ni de atención.

Siempre que cumplamos estas tres condiciones para compartir conexión WiFi entre vecinos de una comunidad determinada, no nos veremos en la obligación de formalizar su inscripción en el Registro de Operadores de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Consejos para contratar Internet barato compartiendo WiFi:

  • Para llevar a cabo el proceso es necesario contactar con alguna de las operadoras y adquirir alguna de sus tarifas de Internet como comunidad de propietarios. En alguna de las zonas de las que disponga la comunidad de vecinos deberá ser instalado un punto de acceso principal y, desde éste, distribuir la señal a través de la red eléctrica mediante la utilización de tantos PLCs como sean necesarios para llegar a todos los usuarios interesados.
  • Contratar fibra óptica puede garantizarnos un buen rendimiento de la conexión WiFi y llegar con una calidad y funcionamiento óptimos al mayor número posible de usuarios del vecindario. La fibra óptica es una de las mejores opciones de conexión, ya que es conocida por disminuir posibles problemas de velocidad, de congestión y de instalación, entre otros factores.
  • Para todos aquellos usuarios interesados en tips para ahorrar unos cuantos euros en sus tarifas con las operadoras, compartir conexión de forma legal con otros vecinos puede constituir una buena opción siempre y cuando el proceso de lleve a cabo respetando la legalidad vigente.