Necesitamos estar conectados a la red de redes en cualquier momento y desde cualquier sitio. Hay personas que necesitan estar conectadas a Internet, por trabajo y ocio, y las nuevas generaciones no conciben una vida sin acceso a la Internet. Además, la irrupción del ordenador portátil, primero, y del smartphone y la tablet, después, ha convertido las redes WiFi en indispensables.

Por ello, cuando se produce un fallo, la primera idea que se nos ocurre es llamar a un técnico. Sin embargo, conviene hacer una serie de comprobaciones antes de hacer la llamada porque en ciertas averías las operadoras no se hacen cargo de la reparación. A continuación te damos unos consejos para evitar gastos inesperados porque hay opciones de que tú mismo puedas dar con la solución del problema. Si no fuera posible, siempre estarás a tiempo de llamar al servicio técnico, pero aquí estamos para ahorrar y reducir gastos.

Cómo reparar el Internet WiFi sin llamar al técnico:

  • Comprobaciones iniciales: lo primero que debemos hacer cuando no conseguimos conectarnos a Internet es mirar el módem router. Será necesario revisar la red comprobando el estado de los LEDs y que los cables estén conectados. Si hay algún LED que no está en verde sino en naranja, en rojo o en color verde parpadeante de forma tenue puede significar que la conexión a Internet que viene de la calle es mala. Este problema lo podremos solucionar desconectando el router y volviéndolo a enchufar.
  • El problema está en el cajetín: es posible que sin querer lo hayamos tocado y estropeado. Así que deberemos revisar si hemos dañado las grapas de fijación o si el cable está dañado para proceder a su reparación.
  • El portátil no se conecta al router: cuando la red WiFi no funciona, a pesar de estar operativa, y el ordenador no nos la detecta, puede ser que hayamos desconectado el botón WiFi del PC accidentalmente. Si encontramos este botón apagado lo pulsaremos para solucionar el problema. Si sigue sin conectarse procederemos a hacerlo manualmente en conexión de red inalámbrica para activarlo.

¿No funciona? Más soluciones…

  • Si todavía no podemos conectar un ordenador habrá que reiniciar el sistema. Para ello, desconectaremos el router 10 segundos y lo volveremos a enchufar, esto hará que la red inalámbrica vuelva al punto donde funcionaba correctamente.
  • Si persiste el problema. Si continúa sin conectarse a ningún equipo se puede restaurar el router a sus valores de fábrica. Para ello, buscaremos en la parte posterior del router un apartado que pone reset, habitualmente será un pequeño agujero en el router que mediante un clip o un bolígrafo se deberá mantener pulsado 10 segundos y se volverá a instalar el controlador del adaptador inalámbrico.

Con estos consejos podremos solucionar problemas de forma fácil, sin tener que depender de la llegada del técnico en todos los problemas de Internet WiFi. Al final se trata de analizar bien cada situación y poner en práctica los trucos para ahorrar en casa.