Con la reciente crisis económica y las bajadas salariales, cualquier sistema que nos ayude a ahorrar es bienvenido. Las aplicaciones móviles para ahorrar son una herramienta para aquellos que no controlan sus gastos, especialmente, si sumamos las constantes subidas de precio de todo tipo de productos. Las operadoras de telefonía móvil no contribuyen precisamente a nuestro ahorro con sus tarifas, pero podemos intentar amortizarlas gracias al hecho de tener un smartphone. ¿Cómo? Mediante el uso de aplicaciones destinadas al ahorro y a la gestión de nuestros gastos.

Aplicaciones móviles para ahorrar

Existe un gran mercado de aplicaciones para móvil que nos ayudan a ahorrar dinero de diversas maneras. Desde la comparación de productos o servicios hasta la obtención de cupones de descuento, pasando por las que ofrecen productos de segunda mano. Entre ellas, podemos encontrar:

  • Trivago: aplicación ya muy popular y que se encarga de hacer nuestros viajes más baratos. Compara hoteles y busca ofertas sobre una misma habitación en diversos sistemas. Permite reservar desde la misma app y configurar parámetros como hoteles favoritos, precios máximos o búsquedas por ubicación y fecha.
  • BlaBlaCar: con esta app es posible compartir coche con gente que viaje por una misma ruta con asientos vacíos. De esta manera, solo es necesario pagar nuestra parte de los gastos. Da opción a publicar un viaje para obtener compañeros o al revés; a encontrar a gente con vehículo con la que compartir el viaje y los gastos.
  • Tiendeo: una de las 10 mejores aplicaciones españolas, nos permite acceder a catálogos, ofertas y descuentos de gran variedad de tiendas, que van desde supermercados hasta grandes firmas de ropa, deporte o muebles. Imprescindible para mantenerse al corriente de todas las ofertas.

Aplicaciones para llevar las cuentas

Lo mejor para ahorrar es llevar las cuentas exactas de los gastos. Para que no se nos pase ni uno, podemos anotarlos directamente en nuestro dispositivo móvil mediante alguna de estas aplicaciones:

  • Gastos Diarios: permite la organización tanto de gastos como de ingresos, los registra por fechas y permite realizar totales diarios, mensuales y anuales, de los cuales es posible sacar informes. Es viable también clasificar los gastos por categoría, programar los que más frecuentemente introducimos para hacerlo de forma automática y muchas cosas más.
  • Mis Finanzas: mediante una interfaz muy intuitiva podremos añadir fácilmente todo tipo de transacciones y también evaluar las ya existentes. Al igual que la anterior, permite la asignación de categorías, pero también de subcategorías. Su principal atractivo es su sencillez de uso.
  • Gestor de Gastos y Presupuesto: su página de resumen es completamente personalizable, por lo que posibilita ver toda la información importante de un solo vistazo. Además, como las otras, permite gestionar categorías para los gastos y también reorganizarlas para acceder fácilmente a las que más utilicemos. También incluye gráficas para evaluar nuestra economía particular.

Ahora que ya conoces las aplicaciones móviles para ahorrar, no dejes escapar la oportunidad de controlar tus cuentas para no ir justo al final de mes.