Todos sabemos, en mayor o menor medida, lo inoportuno que puede resultar el hecho de consumir por completo los datos para la navegación en Internet. Nos referimos a esos que incluyen las operadoras de nuestra compañía de telefonía móvil en nuestras tarifas durante todo un ciclo de facturación y que, habitualmente, ni son acumulables, ni duran todo el mes.

La drástica reducción de la velocidad, una vez agotada nuestra cuota mensual de datos, nos impide llevar a cabo un cómodo uso de Internet en nuestro dispositivo móvil. En algunos casos, incluso llegamos a adquirir bonos de datos extra para poder seguir navegando a la misma velocidad habitual, pero eso es algo que repercute en nuestro bolsillo. Unos cuantos consejos nos pueden ayudar a evitarlo.

Trucos para ahorrar datos  para que la compañía de telefonía móvil no cobre más

Existen muchas maneras de usar menos datos en nuestros dispositivos móviles. Deberemos escoger aquellas que más se adapten a nuestras necesidades concretas pero, en general, podemos:

  • Conectarnos a través de una red WiFi siempre que nos sea posible. De esta manera, casi sin darnos cuenta y haciendo un uso habitual de nuestros dispositivos, a lo largo del mes veremos que consumimos muchos menos datos.
  • Usar siempre redes WiFi para descargar archivos, aplicaciones y, sobre todo, actualizaciones del sistema operativo, dado que este último es, con mucho, el que más datos gasta.  No hacerlo a través de datos móviles a menos que sea absolutamente imprescindible.
  • Regular o desactivar la sincronización de las aplicaciones. Si, en vez de tener las aplicaciones programadas para que sincronicen cada 10 minutos (email, redes sociales y demás), les damos un plazo mayor o, incluso, desactivamos dicha sincronización para actualizar directamente en el momento en que realmente necesitemos saber si hay algún nuevo contenido, lo notaremos mucho en nuestro gasto de datos y también en su autonomía.

Cómo controlar tantas cosas

Puede parecer muy difícil llevar el control de tantos temas diferentes para conseguir un menor gasto de datos de navegación. Existen algunas aplicaciones que nos pueden ayudar que están disponibles tanto para iOS como para Android:

  • My Data Manager: utilizada con continuidad nos permitirá hacer un seguimiento de nuestro consumo de datos y nos informará de cuáles son las aplicaciones que más los gastan. Asimismo, nos permite programar alarmas que nos avisarán a medida que vayamos consumiendo nuestra cuota de datos.
  • Onavo Extend: se encarga de ahorrar datos mediante la compresión de estos cuando son enviados a través de Internet. Su único inconveniente es que en cuestión de fotos implica una pérdida de calidad.
  • Traffic Monitor: es una completa aplicación que nos mostrará los datos que consumimos, pero también nos informará de nuestra cobertura en función de nuestra ubicación y nos permitirá realizar tests de velocidad de nuestra conexión.

En conclusión, una compañía de telefonía móvil te ayudará a pagar menos por contratar una oferta de móvil por muy poco dinero y muchos megas pero si se te acaban los datos a mitad de mes, la única manera es pagar más y como nadie quiere eso, la única solución es ahorrar el uso de tus datos siguiendo estos consejos.