En el mundo de la automoción se han hecho estudios de todo tipo y existen muchos recursos económicos para ahorrar, incluso algunos arrojan unas conclusiones que quizá llamen la atención del conductor, porque resulta que según sea uno u otro el color de su vehículo, al poner el climatizador o el aire acondicionado, el consumo de combustible será mayor o menor.

Recursos económicos: La pintura influye en el ahorro

Para ahorrar, lo mejor es comprar un utilitario de tonos claros: blanco, crema o plata. Por el contrario, los coches que consumen más energía son los que tienen colores oscuros: negro, azul oscuro o tonos apagados. Se ha calculado que en pleno verano, cuando la canícula aprieta, en el interior de un coche de color negro puede llegar a haber 10 grados de temperatura más que en uno blanco.

En el proceso de climatización de un vehículo, la pintura tiene mucha más importancia de la que en principio pudiera llegar a pensarse, porque es el elemento que hace de barrera con el entorno. Al igual que sucede con las prendas de vestir, en un coche la pintura actúa a modo de protección del exterior y del interior.

Así, resulta que con los vehículos con tonos claros puedes ahorrar en gasolina cuando se acciona el climatizador o el aire acondicionado, porque reflejan hacia afuera el 60% de la energía recibida por la acción del sol. Con los coches negros, o de tonos oscuros, sucede justo lo contrario, ya que absorben casi la totalidad de la luz y el calor que reciben.

Esta es la razón por la que  en verano suele haber 10 grados más de temperatura en el interior de los coches oscuros y, por la que, en consecuencia, necesitan consumir bastante más energía que los de tonalidad clara a la hora de poner en funcionamiento el aire acondicionado o el sistema climatizador.

Vehículos blancos o negros

El estudio concluye que uno de los mejores recursos económicos en el momento de conectar el sistema de refrigeración, los coches oscuros gastan un 13% más de combustible que los que están pintados de blanco o en tonos claros. El mantenimiento de un coche de color claro supone, al cabo del año, un importante ahorro.

Algo que conviene tomar en consideración es que, independientemente del color de la pintura de cada utilitario, el aire acondicionado o el climatizador,  actúan como lo que son, como máquinas de frío que consiguen rebajar la temperatura del habitáculo después de enfriar, filtrar y eliminar la humedad existente, por la acción de varios elementos mecánicos y un gas que cambia de estado.

En estos tiempos que corren, es conveniente que los conductores que vayan a comprar un coche o una moto, y que pretendan ahorrar algo de dinero, tengan en cuenta las conclusiones de este estudio energético porque les ayudará a rebajar la factura mensual o semanal en gasolina.