Conoce las formas de ahorrar dinero con el Plan Renove. Quienes poseemos vehículos sabemos perfectamente el gasto que significa conservarlos en condiciones. De hecho, su mantenimiento se va encareciendo, con el paso de los años, ya que estos pueden sufrir los desperfectos propios de algunos incidentes y el desgaste asociado a la conducción.

Para las instituciones públicas, contar con un parque de vehículos envejecido también supone un gasto superior. A grandes rasgos, aumenta el riesgo de que se produzcan accidentes, con los daños personales y materiales que conllevan.

Por lo tanto, Estado y ciudadanos coincidimos en la necesidad de ahorro que, en parte, satisface un Plan Renove para vehículos.

Formas de ahorrar dinero con el Plan Renove para el coche

El Plan Renove (en este caso, para coche y no para moto) español, por excelencia, es el Plan PIVE, el cual se ha ido renovando ejercicio tras ejercicio. Las siglas PIVE corresponden a Plan de Incentivos para los Vehículos Eficientes.

Se trata de una partida presupuestaria de gran popularidad en España. En 2016, ha expirado la vigencia del PIVE 8. A día de hoy, no nos queda claro si será posible disfrutar de los beneficios concretos de este programa de ayudas.

Su objetivo, a grandes rasgos, ha consistido en sacar de la circulación los vehículos antiguos (susceptibles de originar más accidentes y generar más contaminación) para que sean sustituidos por otros con mejores prestaciones y mayor eficiencia energética. El Plan PIVE favorece tanto al medio ambiente como a la seguridad en las carreteras. Asimismo, los ciudadanos aprovechaban sus ventajas económicas y las marcas de coches sumaban más cifras de ventas.

Su relevo lo tomará el Plan Movea, el cual tratará de estimular la venta de vehículos eléctricos.

Los requisitos del Plan PIVE

Por otra parte, para poder ser beneficiario de las ayudas del Plan PIVE, las cuales han ido restringiéndose y limitándose durante los últimos años, hemos de cumplir una serie de requisitos. Reseñamos los principales, después de señalar que las ayudas generales ya no alcanzan los 2.000 euros y ascienden a 1.500 (750 por parte del fabricante y la misma cantidad por parte del Gobierno):

  • Coche de, al menos, 10 años de antigüedad (7, en el caso de vehículos comerciales ligeros), a cambio del nuevo
  • ITV del vehículo a achatarrar pasada
  • Titularidad del coche durante, al menos, el año previo a la solicitud de la ayuda
  • Los vehículos de nueva factura incluidos en las ayudas se pueden comprobar en la web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía
  • Recibo del Impuesto de Circulación

Por último, tenemos que remarcar que es preciso contrastar la “letra pequeña” de estas ayudas para comprobar a cuánto asciende su cuantía final.

En definitiva, formas de ahorrar dinero con un nuevo coche es fácil si te informas de todos estos planes que cada vez se están dando más. De todas formas en nuestro buscador de ofertas personalizado vas a encontrar auténticos chollos. ¡Entra y descúbrelo!