Aprovéchate del ahorro energético que da el Sistema Start Stop de los vehículos. Aunque este sistema fue desarrollado por Bosch en el año 2007, cada vez más marcas de coches han optado por implantar este sistema de encendido y apagado en sus vehículos. De este modo, el sistema Start Stop se ha revelado como uno de los medios más eficaces para el ahorro de combustible y de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Efectivamente, este sistema parece dar respuesta a una de las principales preocupaciones de todo conductor de moto o coche: el ahorro. Por todo ello, debemos ahondar en los beneficios del sistema Start Stop.

Ahorro energético con el sistema Start Stop

Aunque esta pregunta ya ha quedado parcialmente respondida, cabe explicar el porqué.

Efectivamente, este sistema contribuye al ahorro energético, por lo que se ahorra también dinero y además se emiten menos gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono. No obstante, según los estudios realizados, este ahorro varía en función del ámbito por el cual se mueva el coche y de las características del propio coche. De este modo, los vehículos con sistema Start Stop que circulen por ciudad ahorrarán hasta el 15 % de combustible más que los que no dispongan del mismo. La explicación es sencilla: hasta un 30 % del tiempo de conducción en el entorno urbano el coche se encuentra parado ante semáforos, atascos o pasos de peatones.

Por otro lado, cuanto más grande sea el coche, mayor será su ahorro con respecto a otro del mismo tamaño que no disponga de este sistema de arranque y apagado.

Consecuencias del sistema Start Stop para el mantenimiento del coche

Al pensar en la cantidad de veces que el coche se arranca y se apaga con el sistema Start Stop, lo más lógico es dar por supuesto un enorme desgaste del motor de arranque y de la batería. Sin embargo, los fabricantes tienen muy presente este inconveniente, y por eso mismo han desarrollado motores de arranque y baterías especiales.

En efecto, los motores de arranque en este tipo de coches cuentan con una unidad de control específica para este sistema, que es capaz de soportar todos los arranques durante la vida útil del propio coche. Por su lado, la batería está especialmente optimizada mediante el uso de sensores, de la tecnología EFB para alimentar a los componentes eléctricos y de una gran resistencia, siendo dos veces mayor que la de las baterías normales.

Como podemos ver, los beneficios del sistema Start Stop  para ahorrar combustible hacen prever que el futuro del automovilismo pasará necesariamente por la definitiva implantación de este sistema en todos los vehículos. Además, es muy probable que la evolución de este sistema siga los derroteros de la eficiencia predictiva, convirtiéndose así en un elemento más de las futuras generaciones de coches inteligentes.