Nuestro hogar debe ser fuente de bienestar, un lugar en el que sentirnos seguros y libres de preocupaciones. Por eso optamos por los seguros del hogar que nos ofrecen las aseguradoras cuando compramos una casa. Con la llegada del calor y el buen tiempo, a muchos de nosotros nos apetece pasar más tiempo en la calle o irnos de vacaciones para desconectar. Con ello, aumenta el número de robos y el tipo de sorpresas que pueden arruinar unas vacaciones. Un grifo que no se ha cerrado bien o un aparato electrónico encendido, puede convertirse en un serio dolor de cabeza que termine costándonos una fortuna, bien porque afecten a nuestra casa, o bien porque perjudique la casa de algún vecino, obligándonos a pagar elevadas facturas que arruinen todo nuestro ahorro.

La importancia de contar con seguros del hogar

Los accidentes domésticos, las humedades o cualquier descuido puede perjudicar el valor de nuestra propiedad o la de algún vecino y si queremos aprovechar cualquiera de los trucos para ahorrar dinero en casa tenemos que tener cuidado con todas esas cosas. En el mejor de los casos, si solo afecta a nuestra propiedad puede significar una pérdida importante de calidad de vida, siendo nosotros los que correremos con los gastos de reparación y restitución. Por otro lado, si los desperfectos alcanzan la propiedad de algún vecino, la ley nos obligará a reparar todos los problemas causados, aunque haya sido un accidente.

Al mismo tiempo, hay que prestar atención a que tipo de seguro contratamos, no todos son iguales y no todos aseguran lo mismo. Podemos encontrar seguros estándar para nuestro hogar o bien un seguro específico que se adapte a las características de nuestra vivienda.

Consejo para ahorrar contratando un seguro

A la hora de contratar uno de los innumerables seguros del hogar que hay debemos pensar en que tipo de seguro necesitamos. Para ello, debemos conocer la diferencia entre casa, la vivienda en sí, y los bienes, aquellos objetos que tenemos dentro de la casa.

Un error frecuente es asegurar la vivienda basándonos en el precio de venta, pero en caso de accidente nuestra aseguradora nos indemnizaría solo por el valor de reconstrucción, que suele ser mucho menor. Por otro lado, deberíamos hacer una lista con todos los bienes de valor de los que disponemos, calcular cuanto nos costaron y asegurar los bienes en base a este valor.

La cobertura de responsabilidad civil suele ser incluida en la mayoría de los seguros de hogar, esto nos protegerá si un accidente en nuestro hogar causa daños en las casas de nuestros vecinos, como puede ser el caso de un incendio o una inundación.

Para poder ahorrar en la contratación de nuestro seguro de hogar, es importante comparar con diferentes aseguradores teniendo en cuenta el valor por el que queremos hacerlo y que ofertas incluye. Deberíamos hablar con la comunidad de vecinos para comprobar que condiciones ya están cubiertas y así no pagar por coberturas que no necesitamos