Encontrar material escolar barato y de calidad es uno de los grandes retos a los que se enfrentan los padres. Recientemente ha saltado una noticia muy positiva: en Madrid, las familias podrán ahorrar dinero usando libros de textos prestados. La Ley que llega a la Asamblea de Madrid el 8 de junio contempla un sistema de préstamo de libros de texto para los cursos de Primaria, Secundaria y los Ciclos Formativos (Formación Profesional) en centros públicos, que permitirá un ahorro significativo sin que el que el nivel educativo se vea perjudicado.

Material escolar barato y educación de calidad en Madrid

Las familias deberán inscribirse en el sistema de préstamo para poder disfrutar del acceso gratuito a libros de texto, que tendrán que devolver al finalizar el curso escolar para que estos puedan ponerse a disposición de una nueva familia. Al estar los libros en movimiento, además del ahorro, se favorecerá el respeto y el cuidado de los mismos, y la sostenibilidad, como valores entre los estudiantes de los centros educativos.

La Ley contará con un presupuesto aproximado de entre 40 a 50 millones de euros para su puesta en funcionamiento, prevista para el próximo curso escolar 2018-2019. Con esta nueva Ley, impulsada por Ciudadanos y respaldada también por el resto de los grupos políticos, se calcula que podremos ahorrar entre 250 y 300 euros por hijo al año. Así que, si vives en Madrid, no dudes en apuntarte y empezar a ahorrar.

¿Se implantará en otras Comunidades Autónomas?

Otras Comunidades Autónomas deberían tomar ejemplo de esta iniciativa, que supondrá un apoyo importante para los bolsillos de las familias, en especial a las que tienen más de un hijo o hija en edad escolar.

El sistema de préstamo es sencillo y se basa en el acceso al uso y no en la tenencia en propiedad. La base de este sistema está alineada con viejas formas de cooperación comunitarias que se han dado siempre en nuestro país. Hablamos de trucos para ahorrar de toda la vida, como el trueque: el intercambio de bienes y servicios entre particulares. Cada vez están más de moda de nuevo estas formas de hacer economía, volviendo a organizarnos un poco por la crisis, como nuestros abuelos.

En un Estado de Bienestar como el español, el apoyo que ofrecería este sistema de préstamo de libros de texto, si se generalizara en todo el territorio, ayudaría a universalizar la educación, que debe ser accesible para toda la ciudadanía.

Todos sabemos que los libros de texto son caros, pero son prescindibles y la situación económica de muchas familias que viven en España es complicada debido a la crisis económica sufrida en los últimos años, por lo que cualquier método de ahorro siempre es bienvenido. Solucionado el tema de los libros de texto, los padres se pueden centrar en buscar el resto de material escolar barato, pero no exento de calidad. ¡La educación de nuestros hijos es fundamental para el futuro del país!