Las enfermedades raras se han convertido en un gran reto para los profesionales de la sanidad. Las cifras varían pero, en Europa, se considera una enfermedad rara a la que es padecida por menos de una de cada 2000 personas. Estas enfermedades son padecidas por pocas personas pero, hay tantas, que, en conjunto, son muchas. Se calcula que más de un 5% de la población padece algún tipo de enfermedad rara, con lo que en España estaríamos hablando de casi tres millones de españoles. Hay descritas y catalogadas más de 7000 enfermedades raras distintas, algunas de ellas son tan poco frecuentes que solo son padecidas por unas pocas personas en todo el mundo.

Por eso, los seguros privados de salud ya contemplan en sus condiciones la posibilidad de que un paciente pueda estar afectado por alguna afección poco común.

Los seguros privados de salud y el bienestar del paciente ante enfermedades raras

Los pacientes que sufren enfermedades raras sufren una serie de problemas relacionados con su enfermedad. Para empezar el diagnóstico es difícil. Los médicos no están suficientemente preparados para su diagnóstico. Muchas veces necesitan pruebas especiales o poco comunes para llegar a un diagnóstico de certeza. Los tratamientos para este tipo de enfermedades están poco desarrollados.

Estos y otros problemas hacen que las dificultades para el control de estas enfermedades sean grandes. Si a esto añadimos la masificación y las listas de espera de los distintos servicios de salud, el panorama para los enfermos no es bueno. En este sentido las ofertas de un buen seguro médico puede representar un gran ahorro y una tabla de salvación para estos pacientes.

Aumento de pruebas y visitas al médico

Se sabe que muchas veces se tardan años en diagnosticar una de estas enfermedades. El paciente pasa por muchos médicos y se hace muchas pruebas hasta que se llega a un diagnóstico correcto. En ocasiones, se requiere la consulta con un especialista muy concreto en ese tipo de enfermedad que solo está en un sitio concreto de España o del extranjero.

Los seguros privados de salud que cubran la posibilidad de segunda opinión médica por un especialista en España o fuera del país puede suponer un gran ahorro y repercutir de forma importante en el bienestar del enfermo. Sabemos que la mayoría de las enfermedades raras son crónicas y degenerativas, en muchas de ellas, el enfermo acaba incapacitado. Esta mala evolución de la enfermedad a largo plazo es otro motivo de peso para un buen seguro de salud. Se calcula que casi la mitad de los enfermos con patologías raras no dispone de un  tratamiento adecuado a su enfermedad.

Además, a veces los tratamientos o los productos sanitarios necesarios no están financiados por la sanidad pública. Con lo cual, los mejores seguros médicos pueden representar un gran avance para los enfermos y un buen método para ahorrar dinero y tiempo en el tratamiento.