En este artículo vamos a solucionar algunas dudas de ¿cómo funcionan los seguros médicos de reembolso?, ¿qué son? y los pros y contras de contratarlo.

Cada vez más personas optan por contratar un seguro médico privado. Y es que el bienestar y el cuidado de la salud deben ser siempre prioridad. La sanidad privada tiene ventajas que la pública no ofrece, como una atención más personalizada y rápida, tecnologías más avanzadas, resultados más rápidos y comodidad tanto si acudes a consulta, como si tienen que hospitalizarte.

Además, gracias a la modalidad de seguros de reembolso que se contempla cuando contratas un seguro de salud, es posible escoger al profesional médico y centro de salud que se quiera o necesite, en cualquier parte del mundo. Posteriormente, la aseguradora reembolsa el 80 o 90% de los gastos ocasionados.

¿Qué son los seguros médicos de reembolso?

La razón por las cuales decidimos contratar un seguro de salud médico privado es porque cuando estamos enfermos queremos recibir la mejor atención. Cuando se está enfermo, la atención recibida es especialmente importante, tanto en el trato, como en la rapidez de atención, diagnóstico y tratamiento. Por eso no solo buscamos un médico, sino que queremos al mejor. La elección es un derecho. Y como tal, también se contempla en los contratos de seguros médicos de reembolso.

Gracias al reembolso, es posible elegir el médico de nuestra preferencia, la clínica que más ventajas nos aporte y en cualquier parte del mundo. Incluso aunque esos centros médicos o ese profesional no figure en las listas ofrecidas por la compañía. Si la enfermedad sobreviene estando de vacaciones, o de viaje en el extranjero, también el seguro cubre los gastos de esa atención médica. En todos los casos, se reembolsa un alto porcentaje del dinero gastado.

Las condiciones y límites del reembolso estarán fijadas previamente en las cláusulas del contrato.

Pros y contras en los seguros de salud

En el seguro médico privado de reembolso, además de poder escoger al especialista y centro de tu preferencia, recibes el reembolso de entre el 80 y el 90% de los gastos. Esta es la principal ventaja que tiene esta modalidad de seguro médico privado.

Otra opción es contratar un cuadro médico cerrado. La diferencia es que aquí hay que limitarse a acudir a especialistas o centros que estén en las listas. ¿Cuándo conviene contratar uno u otro seguro?

La situación personal es un factor a tener en cuenta. El seguro de reembolso es más ventajoso para aquellas personas que:

  • Viajan mucho.
  • Viven en zonas geográficas pequeñas o con poca cobertura sanitaria.
  • Se tiene preferencia por unos médicos en concreto.

En el resto de situaciones, el reembolso puede resultar algo más caro, por lo que puede ser mejor opción contratar un cuadro médico cerrado o mixto. De un tipo u otro, pero siempre es recomendable contratar un seguro privado.