¿Porqué es mejor tener un seguro médico privado si tienes diabetes? Primero tenemos que saber qué es la diabetes y porqué afecta a mucha gente: La diabetes se caracteriza por una elevación persistente de la concentración de azúcar en la sangre. La diabetes se produce por una alteración en la producción o la actividad de la insulina o por un aumento en la producción de glucosa por parte del organismo. Los síntomas más frecuentes de la enfermedad son adelgazamiento, aumento del hambre y de la sed y aumento de la cantidad de orina.

La Organización Mundial de la Salud clasifica los distintos tipos de diabetes en: diabetes de tipo I, diabetes de tipo II y diabetes gestacional que es la que se da durante el embarazo.

La diabetes de tipo I suele aparecer en jóvenes, en ella hay una falta de insulina que se produce por destrucción de las células productoras de insulina del páncreas y representa aproximadamente un 10% del total de las diabetes.

La diabetes del tipo II es más frecuente (más del 90% de las diabetes), se produce en personas de más edad (a mayor edad, más posibilidad de diabetes). Se presenta más en personas obesas y se produce por una resistencia de las células a la acción de la insulina. Mientras que para tratar la diabetes tipo I es necesaria insulina, la diabetes de tipo II se trata con fármacos por vía oral.

La importancia de un buen seguro médico privado para diabéticos

Entre las complicaciones de la diabetes están la retinopatía diabética, nefropatía o daño renal, cardiopatías, angiopatía o daño en los vasos sanguíneos, pie diabético, enfermedad periodontal, enfermedades de la piel y del sistema nervioso, entre otras. Debido a ésta característica muchos pacientes diabéticos confían en contratar un seguro médico privado para diabéticos que cuide de su bienestar.

Un seguro de salud facilita que el paciente diabético pueda consultar con distintos especialistas para el tratamiento de su diabetes: endocrinólogo, cardiólogo, nefrólogo, oftalmólogo, hepatólogo, neurólogo, dermatólogo y otros.

Contratar un seguro como Adeslas te permitirá por muy poco dinero al mes llevar todo el control de la diabetes ya que es una enfermedad que varia mucho si no tienes un seguimiento constante.

Un buen control para evitar complicaciones

Un buen control de las cifras de glucosa en sangre es la mejor prevención para evitar las temidas complicaciones de la diabetes. Sabemos que cuanto más elevadas sean las cifras de glucosa y más tiempo de evolución lleve la diabetes, más posibilidades y más graves son las complicaciones.

Esta labor de prevención es la base del tratamiento de la enfermedad. En este sentido, el seguro de salud de la sanidad privada facilita mucho las posibilidades de seguimiento y prevención de la enfermedad. Con el problema de las listas de espera en la sanidad pública, nuestro bienestar puede depender de un buen seguro médico privado.

De este modo con un diagnóstico precoz, un buen tratamiento y un seguimiento y prevención adecuados conseguiremos minimizar las complicaciones de la diabetes. En este sentido, el tratamiento multidisciplinar por un grupo de especialistas es del todo conveniente.