La contratación de un seguro médico privado se asocia con la búsqueda de bienestar físico y seguridad en la vida diaria, pero pocos usuarios piensan que tener un seguro médico para exaptriados también puede resultarles de gran ayuda, además de resultarles una interesante opción de ahorro. En otras palabras, las ofertas existentes actualmente en el mercado de seguros para los expatriados se convertirán en sus mejores aliados para encontrar la tranquilidad lejos de su país.

¿Por qué contratar un seguro médico para expatriados?

Este tipo de pólizas de seguros médicos está diseñado para cubrir todas las necesidades de una persona residente fuera del territorio español.

Hay que tener en cuenta que algunos países del mundo no pueden ofrecer el mismo nivel de asistencia sanitaria que otros, además de que en muchos lugares no se tiene derecho a asistencia médica gratuita si se es un ciudadano extranjero. Por lo tanto, contratar un seguro médico para expatriados se convierte en estos casos en una garantía de tranquilidad para todos los miembros de la familia desplazados al extranjero.

Los seguros de salud expatriados ofrecen protección en todos los tratamientos sanitarios habituales, ya sean en el ámbito hospitalario o ambulatorio. También se cubren los posibles costes derivados de consultas médicas y de cirugías, así como la asistencia sanitaria en el caso de maternidad o de un cáncer. En definitiva, se puede decir que los seguros médicos para expatriados ofrecen a sus usuarios la misma protección que tendrían si contrataran una póliza clásica en su lugar de residencia habitual.

Por supuesto, los seguros para expatriados también pueden personalizarse con la contratación de coberturas extra, como la atención ambulatoria internacional o la evacuación médica. De hecho, es posible contar con las atenciones médicas que cada usuario considere que puede necesitar en su nueva residencia. Esto implica un gran ahorro para quienes deberían subvencionarse ellos mismos en un país extranjero los tratamientos médicos que puedan necesitar.

¿Qué hay que tener en cuenta si se trabaja en el extranjero?

Si se va a viajar al extranjero, se recomienda la contratación de un seguro médico privado que proporcione cobertura al paciente en caso de accidente o enfermedad, tanto durante el trayecto como durante la estancia.

En el caso de que se viaje sin un contrato de trabajo previo, es todavía más importante disponer de un seguro de salud para expatriados que garantice la tranquilidad de quien se encuentra fuera de su país. Al menos, hasta que encuentre un empleo que le pueda aportar algún otro tipo de asistencia sanitaria.

Merece la pena destacar que la Seguridad Social no cubre la asistencia sanitaria en países extranjeros, aunque la Tarjeta Sanitaria Europea garantiza las prestaciones necesarias en Europa y Suiza durante estancias temporales.