Nada hay en la vida de las familias más importante que la salud y bienestar de sus miembros. Necesitamos la mejor calidad en la atención médica que recibimos pero ¿cuál es la mejor forma de lograr este objetivo, sin esperas o mala atención del Sistema Público Nacional de Salud? En España ya existe un seguro médico que incorpore tanto la atención médica como la garantía de farmacia (reembolso de gastos farmacéuticos) y, para ello, es importante realizar una comparativa de Seguros de Salud antes de decidirse por uno determinado.

¿Cómo elegir un Seguro Médico adecuado?

Lo que debemos tener en cuenta para elegir el seguro de salud que más nos interese es, en primer lugar, las necesidades sanitarias de cada miembro de la familia, las edades así como la cantidad de visitas médicas. Los gastos farmacéuticos que realizamos habitualmente, si existe alguna enfermedad crónica en algún miembro de la familia, el presupuesto para el seguro de salud con el que contamos además de si queremos que éste nos cubra el gasto farmacéutico o la atención dental.

Un seguro médico evita listas de espera, garantiza atención de calidad, fácil accesibilidad y una, cada vez mayor cobertura, además de ser, hoy en día, asequibles para la mayoría de la población.

Tipos de Seguro

Debemos comparar las diferentes propuestas de las compañías de seguros de salud como en el seguro médico Adeslas. En términos generales existen, en nuestro país,  amplias y variadas ofertas de coberturas con gran calidad, lográndose un gran ahorro si se adapta a nuestras necesidades.

Las opciones habituales son:

  • Seguro médico sin copagos, es decir, que la compañía dispone de su tabla de médicos y no abonas la consulta. Suele ser una cuota intermedia.
  • Seguro médico con copagos, en los que la cuota se reduce pero se abonan parte de las consultas.
  • Seguro con reembolso de factura farmacéutica: todas las compañías ofrecen, hoy en día, el reembolso de gasto farmacéutico  que varía desde un 50% a un 80%, aumentando levemente la cuota de la prima. La hospitalización o la atención dental, también son opcionales.

Debemos comenzar a pensar en términos de inversión en salud para los nuestros. La Sanidad Pública, será una opción complementaria a nuestro seguro y no al contrario.

Otra forma de ahorrar un buen dinero es realizar un uso adecuado de los  medicamentos en nuestros hogares. El médico debe recetar el tratamiento en dosis y tiempos necesarios y nunca debemos mantener en casa medicamentos que no hayan sido prescritos por un facultativo, o que estén caducados.

Existe el punto SIGRE en todas las farmacias para depositar estos medicamentos sobrantes. Este sistema, pionero de nuestro país, garantiza el reciclaje de todos los medicamentos que ya no se necesiten en los hogares así como de sus envases. Un gran ahorro para las familias y para toda la sociedad.

7 razones por las que necesitas un seguro médico

Un buen seguro médico te permitirá vivir tranquilo y protegido ante cualquier imprevisto. Lo cierto es que, en España, cada vez son más las personas que optan por la prevención sanitaria privada para mejorar su calidad de vida y tener un ahorro considerable.

  1. Siempre que lo necesites, dispondrás de centros sanitarios equipados con las últimas tecnologías y con los mejores profesionales de la sanidad. De este modo, obtendrás diagnósticos muy fiables con rapidez y, así, podrás prevenir enfermedades y dar con el tratamiento perfecto para otras.
  2. Al punto anterior habría que añadirle la agilidad de los trámites y los tratamientos. Acceder a una póliza de este tipo hará que puedas olvidarte de las listas de espera y de otros impedimentos que no hacen más que demorar tu tratamiento y empobrecer tu calidad de vida.
  3. Uno de los servicios más atractivos que suelen ofrecer los seguros sanitarios privados es la posibilidad de acceder a consultas telefónicas instantáneas que te permitan realizar preguntas sobre tu estado de salud o el de tus allegados. El contacto con profesionales de esta forma te permite evitar visitas innecesarias al médico al tener el asesoramiento adecuado para saber si tienes que acudir a su consulta.
  4. Actualmente los servicios médicos son de lo más personalizados y se pueden ajustar a las necesidades reales de cada usuario y su familia. Con lo cual, no tendrás que pagar por aquellos servicios o tratamientos que no necesites.
  5. En caso de padecer una lesión que requiera sesiones de rehabilitación, el seguro médico te dará las máxima facilidades desde el primer momento y bajo la supervisión de los mejores especialistas.
  6. Los inmensa mayoría de servicios de odontología no los cubre la Seguridad Social. En cambio, muchos seguros médicos sí te ofrecen una cobertura bucodental completa, que te ayudará a rentabilizar la póliza.
  7. La última ventaja de un seguro de salud se encuentra en la tranquilidad que proporciona. Saber que tu pareja, tus hijos y tú mismo estáis completamente cubiertos ante cualquier incidencia es algo que te proporcionará la calidad de vida que tanto buscas. Así como también si estás embarazada puedes estar un seguimiento especializado con un buen seguro.

En definitiva…

Ahora que ya conoces las ventajas de contar con un seguro médico privado, te aconsejamos que estudies bien cuáles son tus necesidades o las de tu familia para que selecciones aquel que mejor se adapte. En el mercado encontrarás múltiples opciones, estúdialas bien y compara sus prestaciones entre ellas y con las de la Seguridad Social. Seguramente acabes optando por la sanidad privada y más en este periodo de incertidumbre en el que la crisis económica ha provocado recortes en algunos servicios básicos.