En España, hay aproximadamente 20 millones de enfermos crónicos o con afecciones complicadas, según datos del Ministerio de Sanidad. Se trata en su mayoría de enfermedades de larga duración y generalmente de progresión lenta como patologías cardíacas, cánceres, problemas respiratorios graves o diabetes. Una complicada situación que podría verse beneficiada si se contratan los servicios de seguros de salud que incluyan los gastos derivados del tratamiento que aseguren no solo el bienestar del paciente, sino también métodos de ahorro a través de ofertas a la hora de escoger un seguro médico en concreto.

Principales ventajas de contar con un seguro médico como aliado

Tener asegurada la asistencia sanitaria es una fuente de tranquilidad a tener en cuenta, más si surgen imprevistos en el estado de salud como son las enfermedades crónicas o de larga duración o difícil tratamiento. Dependiendo de cuál sea el problema médico a tratar, unas personas darán mayor valor a unas cláusulas de su seguro de salud que a otras, pero en su mayoría, las más beneficiosas para nosotros son siempre aquellas que apuestan por nuestra pronta recuperación y por la agilidad del proceso.

  • Rapidez: El tiempo en cuestiones de salud siempre juega en contra del paciente. Es por ello que agilizar los tiempos de espera y ser atendido con la mayor brevedad es una de las principales ventajas que ofrece un seguro medico. La realización de pruebas diagnósticas y el conocimiento de los resultados a veces es un proceso tedioso. No, si se reduce el lapso de tiempo con la opción privada de la sanidad.
  • Servicio de urgencias: Los imprevistos son siempre una opción y más para los enfermos crónicos. Contar con un equipo de especialistas a nuestra entera disposición en una cuestión a tener en cuenta.
  • Hospitalización: La comodidad del paciente será una máxima a seguir, pero también la de sus acompañantes. Simplemente el hecho de no compartir habitación es un plus si la estancia es larga. También existe la posibilidad de elegir centro médico.
  • Asistencia especializada: Como cabe esperar, hay profesionales médicos especializados en todas las disciplinas. Además, podemos elegir el facultativo que nos va a atender, si es experto en la materia a tratar y si cuenta con la confianza del paciente.

Métodos de ahorro, otro punto a tener en cuenta con enfermedades crónicas

Los tratamientos que cubran las necesidades del enfermo crónico suelen ser costosos y paliar los síntomas principales de cada patología requiere una ingente inversión en fármacos e incluso terapias alternativas como puede serla fisioterapia o el apoyo psicológico. Ciertos métodos de ahorro con una ‘tarifa plana’ en este tipo de gastos nos supone un ahorro considerable a largo plazo, sobre todo para aquellos que no han elegido la opción de seguros de copago, que requieren el pago de una pequeña cantidad simbólica cada vez que se precisa de los servicios médicos.