¿Te gustaría elegir el mejor seguro médico para embarazo? Todas las respuestas que necesitas para saber porqué es mejor contratar un seguro privado cuando estás esperando un hijo. El seguro de salud ha cobrado auge en la sociedad actual, donde la calidad de vida, la salud y el bienestar se han convertido en aspectos fundamentales. Según diversas fuentes, un 17% de la población española cuenta con un seguro de salud privado como alternativa a la Seguridad Social.

El embarazo es un momento especialmente delicado, y por tanto se debe disponer de una cobertura sanitaria amplia y eficaz. Libertad para elegir médico, atención rápida y realización de pruebas diagnósticas sin listas de espera son las principales ventajas de la sanidad privada durante este período.

Consejos para contratar el mejor seguro médico para embarazo

Si se tiene previsto contratar una póliza de salud que cubra el embarazo y el parto, lo más recomendable es contratarla antes de quedar encinta. El período de carencia desde que se contrata el seguro médico hasta que se hace efectiva la prestación es de ocho a diez meses en la mayor parte de las compañías aseguradoras. Esto significa que, en caso de producirse el parto antes de ese plazo, la compañía no asume los gastos generados por el mismo.

En caso de haberse contratado el seguro con el embarazo iniciado, conviene confirmar si se tiene derecho a  las pruebas de seguimiento, tales como consultas con el especialista, analíticas y ecografías.

Otro punto a considerar antes de contratar el mejor seguro médico es si se determina un período de carencia para prestaciones especiales, como la amniocentesis, el triple screening (una prueba de rastreo que se realiza en el primer trimestre para detectar posibles anomalías genéticas en el feto), y la preparación al parto.

El seguro de salud más habitual es el que se denomina de cuadro médico. Incluye la asistencia sanitaria en los centros clínicos concertados, sin conllevar gastos adicionales.

Otra modalidad es el seguro de reembolso de gastos. Con esta opción, el usuario puede elegir médicos y centros sanitarios privados mediante el pago previo de la factura, que será reembolsado en parte o en su totalidad por la compañía aseguradora.

Al contratar un seguro médico como por ejemplo el de Adeslas, tienes todas las coberturas para llevar un embarazo tranquilo y por un módico precio al mes ahorras dinero y salud y además puedes conseguir hasta tres meses gratis.

Coberturas del seguro médico

Una cobertura completa de los nueve meses de embarazo y el parto debe incluir las siguientes prestaciones:

  • Pruebas diagnósticas: analíticas, ecografías y triple screening.
  • Consultas con el especialista para realizar un seguimiento durante el embarazo.
  • Asistencia al parto en un centro médico u hospital concertado.
  • Habitación individual con baño y cama para el acompañante durante el tiempo de hospitalización tras el parto.
  • Asistencia al recién nacido durante la estancia en el hospital.

El bienestar de la embarazada y el bebé deben ser lo primero en todos los casos. En el mundo competitivo de hoy en día, la sanidad privada apuesta por la calidad de los servicios, la profesionalidad y el trato personalizado, volviéndose cada vez más exigente. Todo ello deriva en un mayor reconocimiento social y en un aumento creciente de pólizas contratadas. Si quieres ahorrar en salud y bienestar lo mejor es hacerte con el mejor seguro médico.