La sanidad pública española ha sido la envidia de muchos países, pero la crisis económica ha provocado cambios en el sistema. El Gobierno, para tratar de mantener la eficacia de la Seguridad Social sin disparar el gasto público, se vio obligado a buscar nuevas fórmulas. La opción de privatizar ciertas áreas estuvo sobre la mesa, pero no se llevó a cabo por el malestar que causó en gran parte de la población. Lo cierto es que mucha gente tiende a pensar que la sanidad pública es gratis, cuando en realidad no es así porque se paga a través de los impuestos. Por tanto, los servicios prestados por la Seguridad Social se tienen que remunerar, al igual que los de las entidades privadas.

¿Por qué ha aumentado la demanda de seguros médicos?

La sanidad pública hasta hace un tiempo cubría perfectamente las necesidades, pero la actual coyuntura económica y las medidas adoptadas por el Gobierno en forma de recortes han dado lugar a numerosas quejas por parte de ciudadanos insatisfechos con el servicio. Esta situación ha llevado a muchas personas a estudiar las diferentes alternativas que brinda el mercado en cuanto a sanidad privada. Los seguros médicos llevan bastante tiempo en el mercado y ofrecen servicios que se pueden ajustar a las circunstancias de cada persona. Por eso, aunque a simple vista pueda parecer contradictorio, la demanda de seguros de salud ha aumentado de forma considerable en los últimos años.

Los poseedores de seguros privados notan sus beneficios desde el primer momento y se lo cuentan a sus familiares y amigos. Como el boca a boca sigue siendo uno de los grandes aliados del Marketing, los testimonios de usuarios satisfechos convencen a otros usuarios a contratar un seguro de salud adecuado. Además, estas valoraciones positivas ayudan a olvidar prejuicios equivocados que existen sobre el concepto de la privatización como, por ejemplo, que la sanidad sólo estaría al alcance de los personas con mayor poder adquisitivo. Nada más lejos de la realidad, al haber numerosas aseguradoras que ofertan diversos tipos de pólizas, el ciudadano puede elegir aquélla que mejor cubra sus necesidades a un precio razonable.

El copago: la solución intermedia de la sanidad pública

Como has visto antes la posibilidad de privatizar algunos servicios no agradó a la población. Por este motivo, la Administración instauró una solución intermedia que consiste en la remuneración del servicio prestado pero sin salir de la sanidad pública: el copago. De todos modos, los copagos sanitarios también tienen sus críticas porque consideran que se está volviendo a pagar por algo que ya se ha pagado a través de los impuestos. No obstante si se profundiza más en el sistema puede ser un método de ahorro.

En definitiva…

Ni los más reputados economistas se ponen de acuerdo para establecer una fecha en la que se produzca un crecimiento económico considerable que, entre otras cosas, permita recuperar la eficiencia del sistema sanitario de sanidad pública. Por tanto, dadas las circunstancias, te aconsejamos que al menos te informes un poco sobre las seguros médicos que existen en el mercado para ver qué planes se podrían adaptar a ti. Disponer de esta información te ayudará a tomar la decisión correcta en el momento correcto y, sobre todo, sin poner en riesgo tu salud y la de los tuyos.