En Superquoter no sólo nos centramos en trucos para ahorrar dinero, también queremos que te ahorres problemas de salud. En este caso, te vamos a dar diez consejos para prevenir el dolor de espalda. Esta molestia no sólo afecta al bienestar físico, también al emocional porque nos priva de llevar una vida normal. Aguantar el ritmo del día a día no es sencillo y, por eso, es frecuente que suframos dolores provocados, en parte, por las malas posturas, los malos hábitos y favorecidos por el estrés.

El dolor de espalda afecta al 80 % de la población

Es una cifra muy alta para una sociedad en la cual las personas están tan comprometidas con mejorar la calidad de vida, hasta el punto de que muchas deciden seguir estrictos hábitos de salud, practicar deporte e, incluso, suscribir seguros médicos para que esté todo bajo control. No obstante, hay circunstancias contra las cuales no tomamos las precauciones debidas. Un buen ejemplo de ello es que la mayoría de las veces que nos sentamos frente al ordenador, lo hacemos de manera incorrecta,  tampoco le prestamos la atención necesaria al colchón sobre el que dormimos y, así, más casos que acaban generando el temido dolor de espalda.

7 consejos de prevención 100% aplicables

  1. Hacer ejercicio: un cuerpo que apenas se mueve está débil y puede romperse más fácilmente ante cualquier movimiento brusco o golpe.
  2. Caminar erguido: la mayoría de las personas tienen la manía de caminar con la cabeza gacha y la espalda arqueada. Esto, además de afear la apariencia de la persona, denota baja autoestima y perjudica tanto a la espalda como a la zona del cuello.
  3. Para dormir es importante usar un buen colchón. Dormir boca arriba o de medio lado con las rodillas dobladas es lo más aconsejable.
  4. El ordenador debe estar a una altura adecuada: la parte superior de la pantalla debe quedar al nivel de los ojos. Usar una silla adaptable o un reposapiés ayuda a adoptar una buena postura.
  5. ¡Cuidado al coger peso!
  6. Los movimientos repetitivos no son buenos para ninguna parte del cuerpo, pero para la espalda aún lo son menos. Hay que realizar descansos con estiramiento de músculos o caminar un poco de vez en cuando.
  7. Si persisten las molestias, conviene acudir al fisioterapeuta. Los masajes profesionales y aplicar calor en la zona es muy aconsejable.

Estamos convencidos de que siguiendo estos consejos aliviarás tu dolor de espalda y ganarás en bienestar porque nada romperá tu rutina. Si sabes algún consejos más, no dudes en ponerlo en comentarios porque así nos enriquecemos todos y, a su vez, ahorramos.