Nuestro hogar debe ser fuente de bienestar, un lugar en el que sentirnos seguros y libres de preocupaciones. Por eso optamos por los seguros del hogar que nos ofrecen las aseguradoras cuando compramos una casa. Con la llegada del calor y el buen tiempo, a muchos de nosotros nos apetece pasar más tiempo en la calle o irnos de vacaciones para desconectar. Con ello, aumenta el número de robos y el tipo de sorpresas que pueden arruinar unas vacaciones. Un grifo que no se ha cerrado bien o un aparato electrónico encendido, puede convertirse en un serio dolor de cabeza que termine costándonos una fortuna, bien porque afecten a nuestra casa, o bien porque perjudique la casa de algún vecino, obligándonos a pagar elevadas facturas que arruinen todo nuestro ahorro.

La importancia de contar con seguros del hogar

Los accidentes domésticos, las humedades o cualquier descuido puede perjudicar el valor de nuestra propiedad o la de algún vecino y si queremos aprovechar cualquiera de los trucos para ahorrar dinero en casa tenemos que tener cuidado con todas esas cosas. En el mejor de los casos, si solo afecta a nuestra propiedad puede significar una pérdida importante de calidad de vida, siendo nosotros los que correremos con los gastos de reparación y restitución. Por otro lado, si los desperfectos alcanzan la propiedad de algún vecino, la ley nos obligará a reparar todos los problemas causados, aunque haya sido un accidente.

Al mismo tiempo, hay que prestar atención a que tipo de seguro contratamos, no todos son iguales y no todos aseguran lo mismo. Podemos encontrar seguros estándar para nuestro hogar o bien un seguro específico que se adapte a las características de nuestra vivienda.

Consejo para ahorrar contratando un seguro

A la hora de contratar uno de los innumerables seguros del hogar que hay debemos pensar en que tipo de seguro necesitamos. Para ello, debemos conocer la diferencia entre casa, la vivienda en sí, y los bienes, aquellos objetos que tenemos dentro de la casa.

Un error frecuente es asegurar la vivienda basándonos en el precio de venta, pero en caso de accidente nuestra aseguradora nos indemnizaría solo por el valor de reconstrucción, que suele ser mucho menor. Por otro lado, deberíamos hacer una lista con todos los bienes de valor de los que disponemos, calcular cuanto nos costaron y asegurar los bienes en base a este valor.

La cobertura de responsabilidad civil suele ser incluida en la mayoría de los seguros de hogar, esto nos protegerá si un accidente en nuestro hogar causa daños en las casas de nuestros vecinos, como puede ser el caso de un incendio o una inundación.

Para poder ahorrar en la contratación de nuestro seguro de hogar, es importante comparar con diferentes aseguradores teniendo en cuenta el valor por el que queremos hacerlo y que ofertas incluye. Deberíamos hablar con la comunidad de vecinos para comprobar que condiciones ya están cubiertas y así no pagar por coberturas que no necesitamos

Principales razones para contratar un seguros de hogar baratos

Aunque no es obligatorio suscribir una póliza aunque sean con seguros de hogar baratos salvo para las viviendas hipotecadas, el importe que desembolsamos cuando adquirimos una vivienda y el coste de nuestros enseres bien merecen tomar en consideración un buen blindaje como aval de nuestra seguridad y bienestar. Es fácil conseguir buenas condiciones en las prestaciones dentro de las atractivas ofertas que publicitan las aseguradoras.

  • Es una excelente inversión: Debemos considerar el seguro de hogar como inversión y no como gasto, pues un importe módico proporciona una franquicia para sufragar hipotéticos gastos desorbitados que puedan surgir de improviso.
  • Protección frente a robos: En España vienen a producirse unos cuatrocientos mil robos anuales en domicilios. Tengamos en cuenta las carencias de los sistemas de videovigilancia; en caso de fallar, solo el seguro del hogar puede atajar la hemorragia que puedan haber ocasionado los ladrones.
  • Uso fraudulento de tarjetas bancarias: El robo y el uso fraudulento de tarjetas de crédito se producen con asiduidad, una incidencia que queda resuelta por la mayoría de las pólizas.
  • Blindaje contra incendios: Teniendo en cuenta los más de siete mil incendios acaecidos anualmente por anomalías de cableado, queda justificada la utilidad de suscribir una póliza, que en la mayoría de los casos incluirá desperfectos eléctricos y siempre una indemnización por las pérdidas sufridas.
  • Cobertura de responsabilidad civil: En la mayoría de accidentes domésticos los daños ocasionados son leves, pero debe contemplarse la posibilidad de que acarreen desperfectos en inmuebles contiguos (goteras, sin ir más lejos), en cuyo caso aparece la figura de la responsabilidad civil que asumen las pólizas habituales.
  • Riesgo de catástrofes naturales: Si se produce una catástrofe natural de la índole de un seísmo, inundación, etc., por norma general los seguros de hogar baratos garantizarán la reparación, incluso la reconstrucción del inmueble, si es precisa.

Otras coberturas

  • Pérdidas por incidentes varios: Determinados imprevistos, como escapes de agua o sobrecargas de tensión, generan el deterioro de objetos de toda índole que pueden quedar inservibles o no aptos para consumo, por lo que se aconseja contratar una póliza de seguro que respete todo su contenido.
  • Protección jurídica: Se adquiere el derecho a reclamar daños cuando surja la  necesidad. Los seguros de hogar ayudan a resolver conflictos y gestionar trámites en infinidad de supuestos, incluyendo los costes derivados.
  • Incidentes con mascotas: Quien tiene una mascota, especialmente un perro, agradece la tranquilidad que le reporta una póliza que cubra los gastos derivados de posibles demandas recibidas en caso de mordedura.
  • Asistencia informática: Esta cobertura no conoce límites en cantidad de incidencias y ofrece servicios de recuperación de datos, copias de seguridad, limpieza de equipos, rastreo de ordenadores, etc.

¿Qué no cubre?

Otros casos que pueden producirse son los daños eléctricos en los equipos del hogar (lámparas, bombillas y otros similares). No será difícil contener los gastos por estos sucesos a través de una labor puntual en el mantenimiento de estos equipos. Ante cualquier aviso que den sobre su mal funcionamiento no habría más remedio que cambiarlos rápidamente para evitar futuros problemas.

Por otra parte, bastantes asegurados piensan que las joyas están incluidas en las coberturas básicas del seguro de hogar. No es así y tan solo están presentes como elecciones opcionales por parte del titular de este producto. Este escenario tiene una solución muy fácil de aplicar y que no supondrá ningún desembolso económico. Se basa en utilizar alguna de las cajas fuertes de las que disponen los bancos. El único requisito a aportar es ser un cliente preferente. Es decir, con una cuenta corriente muy saneada y varios productos contratados con la entidad (fondos de inversión, plan de pensiones, etc.). Por último, hay que destacar los daños producidos en bienes ubicados en jardines. La solución residirá en crear una estancia dentro de la vivienda para guardarlos o, en su caso, en el trastero.

Mantener siempre actualizada la póliza de los seguros de hogar baratos

Puede que ya se disponga de un seguro contratado. Por ello, es necesario saber que revisar la póliza cada año es un acto imprescindible dentro de las formas de ahorrar. Siempre se van incluyendo más bienes al hogar y, por tanto, necesitamos ampliar la póliza para que el seguro de hogar cubra todo sin problemas. Cuando se actualiza la póliza, es preciso observar las ofertas disponibles y sus condiciones para ajustarlas siempre a las necesidades.

Los pagos, mejor anuales

Cuando se paga un seguro mes tras mes, la aseguradora genera automáticamente más gastos en referencia a los trámites de gestión. Por tanto, pagando la cuota anualmente se ahorrará considerablemente en gastos. Pero también hay que prestar atención a otra serie de datos relacionados con la póliza.

En cuanto al continente:

  • Paga quien hace uso de la propiedad. Si se es propietario de la vivienda pero no se vive en ella, sino que está alquilada, es preciso hacer que sea el inquilino el encargado de hacerse cargo de asegurar todo el mobiliario. Únicamente habrá que centrarse en el continente.
  • Comprobación del valor. En la póliza irá reflejado el valor del continente. De ahí que sea importante hacer comprobaciones en cuanto al valor tasado de la construcción y no al valor actual que se refleja en el mercado. Este dato llevará a pagar menos por el seguro.
  • Los detalles cuentan. Por ejemplo, reflejar a cuántos kilómetros está la vivienda del centro de la ciudad. Todo ello influye en el precio final de la póliza.

En cuanto al contenido:

  • Evitar pagar de más. Si la vivienda es un piso o una casa alquilada, no se debe asegurar el continente. Este es el deber único del propietario de la vivienda.
  • Mantener cubiertos todos los bienes sin excepción. No se puede dejar de lado ningún bien del hogar, pues estos son más propensos a sufrir algún problema. Por lo tanto, hay que asegurarse de que están debidamente cubiertos en la póliza.
  • Ojo con las joyas. Lo más habitual es no juntar las joyas con los demás bienes. Puesto que, al ser de diferentes valores, el costo final de la póliza variaría sustancialmente.

El seguro de hogar en las hipotecas

En el caso de la adquisición de una vivienda mediante hipoteca, las entidades bancarias realizan el cálculo del tipo de interés conjuntamente con la contratación del seguro de hogar. Esta vinculación se efectúa sin tener en cuenta las necesidades de cobertura reales del cliente.

Hay que tener presente, en la mayoría de las ocasiones, la revisión de las condiciones del seguro contratado para evitar pérdidas innecesarias, o renunciar a las mejores ofertas que ofrece el mercado en este momento.

Para ello, a la hora de firmar un seguro de hogar con la hipoteca, contamos con una serie de requisitos de primer orden:

  • En primer lugar, es aconsejable saber si se puede cancelar el seguro durante el primer mes, para evitar penalizaciones innecesarias que pueden afectar a la economía.
  • Por otro lado, averiguar la fecha de renovación de la póliza nos permite acceder a otras posibilidades que no se contemplan en el momento de la firma, y que pueden afectar a las coberturas.

Asimismo, es necesario examinar cuándo se va a producir la renovación del seguro de hogar para tener la alternativa de aceptar otras ofertas más viables y rentables. Y, por último, es realmente importante conocer la posibilidad de la renovación con anticipación al vencimiento del contrato.

Objetivo: trucos para ahorrar dinero

En la actualidad, el mercado asegurador propone una gran variedad de ofertas que invitan a encontrar los mejore métodos de ahorro. El objetivo es beneficiarse de las mejores prestaciones en cada caso en particular.

Hay variables que pueden alterar el carácter del seguro y que no se contemplaron en el momento de contratación, como por ejemplo, una eventualidad como una reparación o avería simple no especificada en el seguro de hogar.

Uno de los puntos importantes que hay que tener en cuenta en un seguro de hogar es la de ser conocedor de toda la información necesaria. Las ventajas de un buen seguro son aquellas que se adaptan a las necesidades de cada persona. Recurrir a los expertos del sector es imprescindible a la hora de estar bien prevenidos. El asesoramiento personalizado permite evaluar todas las ventajas para obtener mejores coberturas, mayor ahorro y seguridad en la contratación del seguro de hogar.

Uno de los principales trucos para ahorrar dinero es que los expertos nos indican revisar y verificar qué coberturas necesitamos, cuáles están excluidas y cuáles requerimos para garantizar un buen seguro de hogar.