¿Somos conscientes realmente de la necesidad de tener un buen seguro de hogar?Los datos estadísticos dicen que no. Más del 50 % de las casas en España no tiene seguro de hogar o no es el adecuado. Sin embargo, los accidentes en el hogar son más numerosos que en cualquier otra rama de seguros, incluso más que en el coche.

El seguro de hogar es el gran desconocido. Desde luego, sabemos que nos protege en caso de incendio, inundación, roturas de tuberías y desastres eléctricos. Son razones importantes para asegurar nuestra casa, sin duda, pero hay muchas más garantías. Las ofertas en seguros de hogar también protegen fuera de este. El objetivo de los seguros de hogar es proporcionar a sus clientes la máxima tranquilidad y bienestar.

Los nuevos seguros de hogar

El alcance de los seguros de hogar, actualmente, es muy variado. Además de los riesgos básicos, pueden cubrir roturas de electrodomésticos, accidentes personales, asegurar el pago en casas alquiladas, protección jurídica y otras muchas garantías opcionales.

¿Pero qué sucede cuando salimos de casa? Muchas personas han renunciado a lucir sus joyas por miedo a un atraco. Todos conocemos a alguien a quien le hayan robado el móvil de última generación o el portátil aprovechando un pequeño despiste, el bolso, la cartera…Y, lo peor de todo, pueden hacernos daño además de robarnos.

La seguridad de un cliente no ha de limitarse a las paredes de su propio hogar, ya que la gente no vive encerrada. La gente tiene derecho a usar y disfrutar de sus pertenencias en cualquier lugar. Por ello, algunas compañías de seguros de hogar aseguran una buena protección contra robos fuera de casa.

Seguro de hogar para todos

¿Y el precio? Lo inmediato es que pensemos que un seguro de hogar, que incluya estas garantías, será mucho más caro. Pero no, en absoluto. Contratando un seguro a tu medida puedes ahorrar dinero.

  • En primer lugar, todas las pertenencias que figuren aseguradas en el hogar lo están también fuera de él, sin coste adicional.
  • En segundo lugar, planificar bien las condiciones del seguro puede suponer, incluso, un ahorro. Se puede incluir lo que más nos importa, más usamos o más riesgo tiene. En cambio, podemos excluir todo aquello que consideremos innecesario.

En contacto directo con el cliente, se fabrica un seguro de hogar personalizado, de acuerdo con sus necesidades y sus preferencias. Se ajusta la prima al máximo, resultando, generalmente, una cantidad menor que la que el cliente espera.

Es importante para las compañías de seguros que cualquier persona pueda acceder a las ventajas de su seguro de hogar. Por eso, además de proponerle un plan de seguro a su medida y de reducir todo lo posible la prima anual, la fraccionan en el número de cuotas más adecuado a sus circunstancias personales. Así, todos pueden tener seguridad en su hogar y fuera de él.