Aunque las reformas del hogar siempre han supuesto un desembolso económico importante, actualmente con la crisis económica existen un montón de reformas low cost para abaratar costes sin perder calidad. Hacemos un repaso por las claves más interesantes a la hora de reformar la casa, además, ahorrando dinero. También ofrecemos algunas claves para elegir el mejor y más económico seguro de hogar.

Consejos para conseguir reformas low cost

  • Lo primero de todo es tener una cuenta de ahorro para la reforma de la casa: el ahorro permite poder hacer una reforma low cost, sin la presión que puede suponer pedir un préstamo.
  • Pedir siempre presupuestos a diferentes empresas: pedir presupuesto a diferentes empresas y comparar es una forma de encontrar el mejor precio. Tiene que existir una buena relación calidad-precio. Además actualmente hay muy buenas empresas con excelentes ofertas.
  • Contratar una empresa conocida y reconocida en el sector: es importante que la empresa que elijamos sea reconocida en el sector por su buen hacer. Actualmente hay mucha competencia, con lo cual podemos encontrar una buena empresa y con buen precio.
  • Mirar muy bien el contrato antes de firmar nada: el contrato debe cumplir con todo lo que hemos pactado: precio de los materiales, mano de obra, precio final incluido el IVA, etc.

Seguros de hogar baratos y de calidad

Si queremos elegir un buen seguro de hogar sin necesidad de gastar una fortuna, debemos tener en cuenta varias cosas.

  • En primer lugar debe verse con claridad qué necesidades reales tiene el hogar. Es conveniente asegurarse de que la compañía ofrece lo que se necesita y que es muy flexible en ese sentido; en definitiva, que se adapta a las necesidades de cada cliente y de su hogar. Uno de los seguros más frecuentes es el multirriesgo: protege contra robos, incendios, rotura de cristales, de tuberías, protección frente a tormentas, etc. un seguro muy completo y que además suele ofrecer un precio aceptable.
  • También es importante revisar bien las condiciones del contrato antes de firmar nada, comprobándose que se ajusta a lo ha hablado con la aseguradora. En el caso de los seguros del hogar, leer la letra pequeña y si es necesario hacerlo varias veces, de este modo se evitarán confusiones y se tendrá claro qué cubre realmente el seguro que se ha contratado.
  • En tercer lugar pedir ayuda a la hora de leer el contrato. Los contratos sobre seguros del hogar a veces resultan confusos. Pedir ayuda en algunos casos a amigos, familiares o expertos no está de más.

El bienestar que se busca para la familia empieza por un buen seguro.