¿Quieres conocer los trucos llevar un buen control de gastos? Está claro que a todos nos gusta salir con nuestros amigos a disfrutar de una excelente reunión en torno a una mesa con buena comida y bebida. El problema, ocasionalmente, viene cuando al día siguiente hacemos cuentas y descubrimos la cantidad de dinero que invertimos en nuestra velada perfecta. La solución a esta situación puede venir de la mano de una opción muy recomendable: invitar a los amigos a casa. De esta manera, podemos fomentar el ahorro mientras aseguramos la diversión y la comodidad en un espacio que seguramente reúne mejores condiciones que ningún restaurante.

Control de gastos en casa

Como en casa, en ningún sitio. Cada día es más frecuente que grupos de amigos se reúnan en la casa de uno de ellos. Salir fuera está bien, por supuesto, pero el coste que eso supone puede abrumar a más de uno. Así, invitar a amigos a casa es una solución que potencia el ahorro al no tener que pagar determinados servicios propios de restaurantes o bares y además supone un control de gastos inmenso:

  • El coste de la cena se reparte entre todos y la preparación de la comida puede suponer un momento divertido. Además, todos tenemos un amigo “cocinitas” al que seguro que no le importa hacerse cargo de los fogones.
  • Al hacer la compra conjunta, puede atenderse a las ofertas de tiendas o supermercados para abaratar el coste.
  • A la mayoría nos gusta tomar una copa después de comer y éstas pueden ser realmente caras en muchos pubs. Comprar unas botellas y prepararlas en casa es una opción igual de válida.

Otra ventaja de invitar a amigos a casa es la posibilidad de reproducir el ambiente que más guste. Ahí no habrá clientes molestos, ni música mala, ni mal servicio o ruidos. Solamente gente de confianza reunida en un entorno adaptado a sus gustos.

La seguridad en el hogar: una garantía de bienestar

Si queremos invitar a nuestros amigos a casa, hay que tener en cuenta que el entorno debe de reunir unas condiciones mínimas de seguridad. Para esto, la mejor opción pasa por contratar un buen seguro del hogar. De esta manera, cualquier avería, rotura o accidente podrá estar cubierto, garantizando así el máximo bienestar del asegurado y los posibles afectados. Hoy en día existen numerosas ofertas en seguros del hogar, todas ellas con buenas condiciones y a unos precios realmente asumibles que hacen que todo el mundo pueda contratar uno. Está claro que quien no lo contrata es porque no quiere. De cara a este tipo de reuniones, la seguridad de nuestros amigos y nuestro hogar debe de ser fundamental. Evidentemente, no tiene por qué pasar nada, pero si ocurre cualquier cosa conviene estar preparado.

Definitivamente, la contratación de un buen seguro de hogar es la mejor forma de asegurar el bienestar en cualquier reunión de amigos y con estos pequeños trucos para ahorrar en casa podrás organizar muchas veladas ganando en diversión y dinero.