La finalidad de contratar un seguro de hogar es proteger nuestra vivienda y las propiedades que se encuentran en su interior para garantizar el bienestar de los habitantes incluso en circunstancias adversas. Hay consejos para ahorrar ya que existe un gran número de compañías aseguradoras y diferentes pólizas y coberturas, por eso es importante que tengamos en cuenta nuestras necesidades personales y que conozcamos todos los beneficios que aporta.

Ventajas de los seguros de hogar

  • Nos mantienen protegidos ante imprevistos y accidentes en el domicilio como incendios o inundaciones, pero no solo cubren catástrofes, también problemas más cotidianos como la rotura de una tubería o la fuga de agua en los radiadores. Además, aseguran el arreglo de la avería y se hacen cargo de los daños.
  • Cubren los daños materiales y personales a terceros, que forman parte de nuestra responsabilidad civil, incluso la indemnización. Por ejemplo, si el vecino tiene humedades por nuestro mal aislamiento, si se nos cae una maceta o si nuestro hijo rompe un cristal de su casa.
  • Aseguran el mantenimiento de la casa en buen estado y evita pérdidas económicas por problemas con el suministro ya que el seguro nos las abonaría.
  • Protegen ante robos, hurtos. En este sentido, la aseguradora se encargará de restablecer los daños ocasionados, así como de abonar al propietario el importe peritado por las pérdidas. También se encarga de sustituir la cerradura de la vivienda.
  • La mayor parte de los seguros también incluyen la defensa jurídica de los integrantes de la vivienda, en el ámbito penal, asesoramiento y reclamaciones laborales o por daños, una cobertura que muchos usuarios desconocen.
  • Ofrecen inmediatez a la hora de solucionar los imprevistos y ahorro en el mantenimiento de la vivienda ya que evitas hacer grandes desembolsos cuando surgen problemas.

Los mejores consejos para ahorrar en el hogar

  •  Contratar un seguro que se adapte a las condiciones de tu vivienda y adaptar la póliza, ya que los seguros incorporan nuevas coberturas con frecuencia y ofrecen ofertas y promociones a sus clientes.
  • Reducir el consumo de luz mediante bombillas de bajo coste y la desconexión de los aparatos electrónicos cuando no se utilicen, así como el uso de alargadores y ladrones con interruptor para apagarlos cuando no sean necesarios.
  • Reducir el consumo de agua sustituyendo los baños por duchas y no dejando correr el agua mientras fregamos o nos lavamos los dientes.
  • Utilizar la calefacción solo cuando sea necesario y manteniendo la temperatura constante entre 19 y 21 grados, evitando calentar en exceso la casa o permitiendo que se quede muy fría.
  • Realizar con frecuencia un mantenimiento de la casa, buscar las tarifas de teléfono más económicas y controlar los gastos mediante programas online también pueden contribuir al ahorro y bienestar en el hogar.

Si sigues todos estos consejos para ahorrar podrás ver beneficiada tu cuenta a final de año con un seguro de hogar que se adapte a tus necesidades.