De entre las diferentes propiedades de una familia, la vivienda es la más valiosa. Elegir entre los seguros de hogar baratos no es tarea fácil. Además, puede convertirse en una fuente de ingresos complementarios, contribuyendo al máximo ahorro y generando bienestar. Los consejos para ahorrar dinero empiezan por las plataformas como Airbnb, HomeToGo o Wimdu que permiten alquilar fácilmente y por periodos cortos de tiempo cualquier vivienda habitual o residencia vacacional. Pero, como en todo, hay que tomar las debidas precauciones si se decide alquilar una vivienda cuando no se hace uso de ella y, entre otras cosas, la necesidad de contratar un seguro adecuado se hace evidente.

Consejos para ahorrar dinero con seguros de hogar baratos

  • Contratar un seguro de hogar: para hacer frente a todas las eventualidades que pueden surgir (rotura de cristales o de electrodomésticos, atascos de tuberías, etc.) lo mejor es contratar un seguro que cubra continente y contenido. Si se alquila una vivienda, el seguro es doblemente necesario ya que los inquilinos desconocen la propiedad y es probable que, sin mala intención, cometan algún error. El seguro es fundamental para ganar en tranquilidad.
  • Servicio de asistencia al hogar: no hay nada más desagradable que comprobar mientras se está de vacaciones que no hay agua caliente o que la cocina ha dejado de funcionar. Así que, si se alquila una vivienda, contratar ofertas que incluyan un servicio de asistencia al hogar es una garantía inmejorable. Los inquilinos lo agradecerán mientras ocupan la vivienda y los propietarios no tendrán que estar pendientes de los pequeños problemas que puedan surgirles.
  • Blindaje contra impagos: cuando se alquila siempre existe el riesgo de que a la hora del cobro surjan complicaciones. Si no se puede cobrar ese alquiler por adelantado, es mejor consultar con una compañía aseguradora la posibilidad de contratar una póliza que blinde al propietario ante posibles impagos. Siempre es mejor pagar una cuota a cambio de que sean otros quienes corran el riesgo que asumir uno mismo una situación desagradable.

Hay una gran variedad de seguros de hogar baratos que cubren los daños más significativos del hogar, por eso es conveniente siempre estar en posesión de uno para evitar situaciones complicadas y no deseadas.

Toda precaución es poca a la hora de alquilar casa

  • Pedir referencias y formalizar un contrato: al inquilino se le pueden pedir referencias. Es bueno saber a qué se dedica, si tiene ingresos fijos y si reside en la misma zona. Disponer de ellas siempre reduce la posibilidad de impago y de sufrir desperfectos en la vivienda. Y si no tienen animales domésticos, mejor. Un perro o un gato en una casa ajena resultan difíciles de controlar. En todo caso, es mejor fijar una serie de condiciones y hacer firmar un contrato en el que se especifiquen derechos y obligaciones. También se puede exigir el depósito de una fianza, que se devolverá al acabar el periodo de alquiler.

Con estos pequeños consejos para ahorrar dinero, alquilar una vivienda mientras se está de vacaciones o localizar inquilinos para la casa de la playa durante los meses de invierno se convertirá, a buen seguro, en una importante fuente de ingresos adicionales sin generar problema alguno.