La compra de un coche o moto va a depender de numerosos factores, entre ellos, las prestaciones como el plan renove coches, la seguridad, el confort, el consumo, el diseño y, cómo no, el seguro. Este último puede decantar la balanza hacia un modelo u otro, por lo que resulta fundamental tener en cuenta el coste del seguro cuando compremos un coche.

Factores de ahorro en el precio de la póliza de seguro de un coche: modelo y marca, potencia, accesorios y combustible

Las grandes marcas germanas fabrican vehículos espectaculares, de una gran calidad y tecnología, pero su precio es muy elevado y se ve repercutido en el seguro. Es mejor decantarse por modelos con una reconocida calidad-precio.

Por otra parte, cuanto más potente sea el coche, más caro será asegurarlo. Actualmente, existen motorizaciones de potencia contenida con prestaciones más que razonables, por lo que hay que vigilar especialmente esta variable. Por ejemplo, un motor turboalimentado de 100 – 110 CV ya ofrece muy buenas prestaciones con un consumo bajísimo.

Evidentemente, los accesorios que se instalen en el coche también encarecerán el precio total del seguro, dado que elevarán el valor del coche. Hay que escoger los accesorios que verdaderamente vayan a necesitarse para poder tener un mayor ahorro.

Por último, el seguro sale más caro cuando se opta por un motor diésel. Habrá que ponderar, según los kilómetros anuales, si conviene o no decantarse por un gasolina, teniendo en cuenta la variación del precio del seguro. Ello siempre teniendo en cuenta que las limitaciones al tráfico se dirigirán hacia los coches diésel, por ser los más contaminantes.

Plan renove coches con loscon mejor calidad-precio del momento: Opel Astra, Seat Ateca y Skoda Superb

Nos hemos decantado por estos modelos por su calidad de acabados, motores gasolina turboalimentados con prestaciones suficientes, gran equipamiento, seguridad y confort, y cuyo precio de compra (y por tanto, de mantenimiento y seguro) es contenido.

El Opel Astra puede ser una gran alternativa para quien busque un compacto con un gran diseño y tecnología a la última. No en vano es el coche del año en Europa en 2016. La motorización más interesante sería el gasolina 1.0 Turbo de 105 CV.

El Seat Ateca ha llegado pisando fuerte en el mercado, liderado hasta la fecha por el Nissan Qashqai. El nuevo SUV de Seat cuenta con una tecnología al nivel de las grandes marcas germanas y con unos acabados excelentes a un precio contenido. La alternativa más económica es el motor de gasolina 1.0 TSI, con 115 CV más que suficientes.

Desde su lanzamiento, el Skoda Superb ha sido un referente entre las berlinas “de lujo”, normalmente una categoría al alcance de pocos. El Superb cuenta con tecnología del Grupo Volksvagen (igual que el Ateca) y unos acabados a la altura de la gama más alta. La mejor alternativa es el 1.4 TSI de 125 CV.

Si a estos grandes modelos le suman el plan renove coches con tu antiguo vehículo los puedes adquirir a más bajo coste.