En España hay tres tipos diferenciados de mejores seguros de coche: el ‘obligatorio o a terceros’, el ‘a terceros ampliado’ y el seguro ‘a todo riesgo’. Sin lugar a dudas, para todo tipo de vehículos el más completo es el seguro ‘a todo riesgo’, que cubre la totalidad de los siniestros, aunque sean culpa de su conductor. También es el que resulta más caro.

El segundo tipo de póliza más usual es la de ‘a terceros ampliado’, una especie de seguro obligatorio mejorado que cubre los daños que el conductor cause en otros coches y en personas ajenas al vehículo que conduce, e incorpora algunas coberturas como rotura de lunas, robo e incendio. Luego está el seguro ‘obligatorio o a terceros’ que es lo mínimo permitido y por el que la gente se decanta. Una vez tienes el coche y el seguro contratado tienes que saber todas las formas de ahorrar que hay como ahorrar combustible.

Con los mejores seguros de coche no recibirás multas por conducir sin seguro

A todo coche o moto se le exige al menos ese seguro obligatorio. Circular sin él acarrea una sanción de entre 600 y 3.005 euros, según el tiempo que haya estado de forma irregular.

Cubre los daños que por culpa del conductor se ocasionen a otro vehículo, al conductor de ese otro vehículo, sus acompañantes y a peatones.

En caso de daños a personas, el conductor de un vehículo solo será eximido de responsabilidad cuando pruebe que las lesiones son culpa del perjudicado o fruto de alguna circunstancia ajena al conductor o a su coche.

Si el conductor culpable de un accidente no es el titular del seguro, este se hará cargo de las responsabilidades derivadas, salvo que demuestre que el coche fue sustraído.

El seguro ‘obligatorio o a terceros’ se contrata por razones de índole económica. Los precios de estos seguros pueden variar mucho según las compañías y pueden contratarse a partir de 160 euros al año.

El ‘a todo riesgo franquicia’ hace más accesible el ‘a todo riesgo’

Aunque lo más común es el seguro ‘a terceros ampliado’, ya que las aseguradoras normalmente añaden otras coberturas como rotura de lunas, incendio o robo. Y mejoras de cobertura para el conductor, como los daños que pueda sufrir por un siniestro o su defensa legal. En este caso el abanico de precios también es amplio, pero se puede conseguir una póliza por 170 euros.

El seguro más interesante es el ‘a todo riesgo’, porque cubre los daños causados por el propio conductor en su vehículo. Aunque resulta mucho más caro, algunas compañías lo ofrecen desde 400 euros.

Para el mantenimiento de unos precios más razonables de entre los mejores seguros de coche se puede recurrir al ‘a todo riesgo franquicia’ con el que, por ejemplo, es posible contratar una póliza que cubra los daños causados por el conductor a partir de 300 euros. En un siniestro cuyo arreglo cueste 1.000 euros, el conductor pagará 300 y la compañía los 700.