Contratar un seguro de coche que cubra los problemas de los hijos más pequeños no solamente es deseable, sino que sus cuotas pueden salir más económicas si se sabe elegir la estrategia correcta. Se pueden contratar pólizas que sean necesarias para toda la familia, o bien aprovechar que son más los hijos que están en esta situación para elegir otras pólizas más adecuadas. De esta forma, el tema puede resolverse satisfactoriamente para los intereses de todos.

Pólizas con responsabilidad civil: sin olvidarse de los bebés

Una de las preguntas que se plantean los padres es cómo proteger a los bebés ante cualquier incidencia que se produzca en los vehículos. Hay que saber que, como tal, no existe un seguro específico para afrontar estas necesidades. Sin embargo, se puede recurrir a seguros de coche que contemplen esta característica en las coberturas de responsabilidad civil.

Como no todas las pólizas cubren los riesgos de estos viajeros tan pequeños, habrá que fijarse bien para encontrar la más adecuada. No en vano, el nivel de protección que tendrá el bebé dependerá de la clase de seguro que suscriban sus padres. Para que no estén desprotegidos en los trayectos, habrá que demandar una prestación de estas características que, con mucha seguridad, no estará incluida en las coberturas básicas, sino en las optativas. Por este motivo, habrá que fijarse bien en las condiciones.

Contratar un seguro de coche para proteger a tu pequeño

Habrá que tener en cuenta dos alternativas para que el mantenimiento del seguro salga más económico. Una consistirá, si tenemos hijos de corta edad, en ampliar la cobertura civil a todos ellos. De esta manera, el ahorro será mayor en función de la protección que se proporcione a toda la familia. La otra estrategia se basa en aprovechar los descuentos que hacen las compañías de seguros al contratar otros seguros ajenos al coche y la moto. Como por ejemplo los de hogar y accidentes, que algunas aseguradoras regalan o los ofrecen con descuentos si se contratan varios de una vez.

Hay muchas formas de preservar la seguridad de los pequeños en el coche. El uso de sistemas que garanticen el montaje de la sillita será uno de los más importantes. De esta forma, no se necesitará un asiento que sea muy costoso, sino que lo más importante será la seguridad. En esta operación podrá generarse mayor ahorro en el transporte de los bebés.

Otro elemento fundamental para protegerlos residirá en seleccionar los dispositivos de seguridad más adecuados para cada caso. No pensando en su edad, sino en la talla de estos viajeros tan especiales. No hará falta comprar los modelos más caros, sino los que realmente les protejan.