Ahorra más en el seguro de coche o moto es una de aspiraciones principales de cualquier conductor. Debemos tener en cuenta una serie de cuestiones primordiales a la hora de intentar economizar en el seguro de estos dos vehículos.

En el presente artículo daremos una serie de consejos para el ahorro en el seguro de coche o en el seguro de moto: desde los tipos de coberturas existentes en función del tiempo del coche hasta trucos existentes que nos pueden ayudar a abaratar la póliza del seguro.

Ahorra más con los seguros de moto

  • Elección de la moto: El seguro de la moto sufre grandes variaciones en función de la cilindrada.
  • Necesidad de consultar todas las compañías posibles, pues debido a la fuerte competencia en el sector seguros, en los últimos años se vienen haciendo propuestas muy buenas. Consultar y comparar precios de todas las compañías puede resultar beneficioso para el ahorro en los seguros de moto.
  • Se ha de tener presente lo que se necesita para contratar solo las coberturas necesarias y las que realmente se necesitan antes de escoger la póliza de seguro. Lo más habitual es contratar el seguro a terceros.
  • Siniestralidad cero. Si no se tienen accidentes con la compañía actual, esta lo tendrá en cuenta a la hora de renovar la póliza anualmente, y es probable que el precio del seguro disminuya.
  • Cuidado con el aparcamiento de la moto: Si aparcamos la moto en la calle, la aseguradora nos lo repercutirá aumentando la prima del seguro. Si contamos con una plaza de garaje donde aparcar la moto, además de aumentar la seguridad de la misma, velamos por un buen mantenimiento y por una prima de seguro más baja.

Consejos para abaratar el seguro de coche

  • Vehículo nuevo o menos de 6 años: En este supuesto, un seguro a todo riesgo sin franquicia, ya que si se da el caso de siniestro la compañía paga el total del coche los 2 primeros años.
  • Vehículo con más de 6 años: Si un vehículo tiene más de 6 años no compensa el seguro a todo riesgo, ya que en caso de accidente cubre el valor de mercado del coche, que será de menos de la mitad.Aquí es recomendable un seguro a terceros para abaratar su cuantía, pero que tenga coberturas de lunas, incendio y robo.
  • Contratar las coberturas necesarias: Igual que en los seguros de moto, no es necesario contratar coberturas que no nos vayan a servir y que encarecerán el importe del seguro, por lo tanto, es importante tener en cuenta que se está contratando lo necesario.
  • Comparar seguros. Realizando un estudio de las diferentes opciones y realizando comparaciones, tanto a nivel de precios como a nivel de coberturas, ya que algunas de estas encarecen el importe en muchas ocasiones.

Las tres figuras del seguro de vehículo

Los seguros de automóviles presentan tres figuras diferenciadas que suelen llevar a confusión a los usuarios en el momento de contratar una póliza que ofrezca cobertura a sus vehículos. El tomador, el asegurado y el beneficiario son para el ciudadano medio tres denominaciones cuya separación induce a pensar en matices diferenciadores. Sin embargo, en la búsqueda de un seguro de coche barato, pocos son los que profundizan en el tema para conocer en qué se fundamenta tal separación. Nunca está de más conocer la función de estas tres figuras:

  • El tomador firma la póliza y, por lo tanto, contrata el seguro. Este simple acto confiere al tomador cierta responsabilidad exigible por la aseguradora en casos de impagos o reclamaciones por responsabilidad civil.
  • El asegurado, como el propio nombre indica, es la persona asegurada, la que va a conducir el coche. La figura del asegurado en sí no tiene un aspecto absoluto, es decir, que su determinación como tal no imposibilita a otro conductor a llevar el coche en plenas garantías, en cuanto a la cobertura de responsabilidad civil al menos. Así, un accidente de coche en el que el conductor no era el indicado como asegurado no libera a la compañía de indemnizar a la otra parte pudiendo, eso sí, reclamar posteriormente al tomador por vía judicial un tipo de repetición de la indemnización con la que resarcir lo pagado por la aseguradora. No es habitual que las compañías recurran a la justicia para solicitar esta compensación, pero lo pueden hacer.
  • El beneficiario es una figura necesaria siempre que hay una cobertura de cantidades por fallecimiento. Se ofrece la determinación de un beneficiario para que el tomador explícitamente fije a una persona como beneficiaria de posibles indemnizaciones pudiendo ser el propio tomador, el asegurado o un tercero.

Cómo combinar las figuras para conseguir un seguro barato:

Uno de los grandes trucos para ahorrar dinero es la posibilidad de combinar las tres figuras. Pueden concentrarse dos o tres figuras en una misma persona o pueden ser las tres asociadas a personas distintas. Conociendo las implicaciones de cada figura, el asegurado decide, asesorado por el mediador.

A grandes rasgos, si se busca un seguro de coche barato, lo ideal es que como tomador figure una persona con algún seguro de coche previo, más aún en casos de conductores jóvenes y vehículos nuevos. Un conductor de 25 años que quiera asegurar su coche constando como tomador puede ver incrementada la prima hasta en cantidades astronómicas, pero constando únicamente como asegurado reducirá su tarifa considerablemente.

Además de las tres figuras propias del contrato de seguro de un coche, aún existe otra cuarta persona que necesariamente aparecerá en el contrato del seguro: el propietario. Este puede coincidir o no, con el asegurado, dependiendo de quién lo use realmente.

Ya sabes si quieres ahorrar en tu seguro de coche sigue estos consejos ya verás como tu economía se verá favorecida. ¡Compruébalo y ahorra más!