Muchas veces, cuando llegan las facturas nos tiramos de los pelos y nos vienen la cabeza pensamientos como “quiero pagar menos luz y ahorrar más”.  La luz es un suministro fundamental. Con nuestros consejos de ahorro no solo tendrás unos eurillos extra ¡podrás ahorrar hasta un 50% de tu factura si sigues estos pasos!

Durante el día es posible potenciar las fuentes de luz natural gracias a los ventanales amplios y la presencia de tonos claros en la decoración, pero al atardecer empieza a ser necesaria. Además, si echas un vistazo te darás cuenta de la barbaridad de aparatos imprescindibles que requieren energía eléctrica.

OK, pero quiero pagar menos luz, ¿qué hago?

La luz artificial es un bien fundamental que debe ir en paralelo con el ahorro y, para ello:

    • Hay que fomentar el consumo responsable, evitando encendidos innecesarios.
    • Es muy importante diseñar una distribución óptima de los puntos de luz. A modo de referencia aproximada, es conveniente colocar un foco de luz por cada diez metros cuadrados en la vivienda.
    • Uno de los trucos para ahorrar clave es colocar una mayor intensidad de luz en una zona dependiendo del tipo de actividad que se vaya a realizar en esa estancia. Por ejemplo, es positivo iluminar especialmente un despacho o un rincón de lectura.
    • En el baño y en la cocina, conviene colocar luz blanca.
    • En el baño conviene colocar un punto localizado de luz a modo de plafón en el techo. Y complementarlo con puntos localizados en los laterales del espejo, por ejemplo. Sin embargo, es fundamental cumplir con la recomendación de seguridad de situar estos puntos a un mínimo de un metro de distancia de la zona de la ducha.
    • La cocina debe contar con una buena fuente de luz blanca, pudiendo colocar puntos más concretos si se trata de una estancia de uso habitual. Es muy importante colocar los enchufes de forma equitativa en esta estancia para el uso correcto de los electrodomésticos.
    • En el pasillo y en los dormitorios, es recomendable poner una iluminación cálida.
    • En el cuarto de estar es aconsejable ubicar un punto de luz en el techo, combinado con lámparas de pie que crean una ambientación localizada en puntos concretos.
    • El salón es una de las estancias en las que se puede crear una ambientación u otra, dependiendo del plan del momento.

Tipos de luz artificial en casa

Existen distintos tipos de luz en una vivienda y cada una tiene sus propios métodos de ahorro:

    • La iluminación general es aquella que está situada en el techo, un foco que ilumina de un modo general el cuarto en el que está situado.
    • La luz concentrada es aquella que ilumina de un modo más concreto un punto específico del hogar.
    • La luz indirecta, un tipo de iluminación presente en el pasillo, aporta un toque cálido a esta zona que es un lugar de paso.
    • Para situar los puntos de luz y los enchufes, es posible utilizar un plano para visualizar la decoración del lugar.

Para finalizar, recuerda que es muy importante tener un seguro de hogar que contemple cualquier problema relacionado con la luz no vaya a ser que tu pensamiento del principio vaya más allá y se convierta en “quiero pagar menos luz, ahorrar más y vivir más seguro”.

¡Y si quieres ahorrar todavía más!

Hoy en día comparar el precio de cualquier servicio es muy importante para poder ahorrar. Entra ahora en nuestro comparador y conseguirás las mejores ofertas para que la luz sea más económica.