Si estás en una zona rural y no tienes forma de conectarte a la Red, será necesario Internet vía satélite. Internet rural por satélite es el medio para llegar a todas las zonas rurales y pueblos donde no hay antenas de telefonía móvil, o directamente no hay cable de fibra óptica. Se trata del uso de un satélite como medio de conexión sin que dependas de líneas, cables o repetidores. Para poder utilizarlo, se instala una antena parabólica muy similar a las de televisión, junto con un módem que permite alcanzar la velocidad de navegación de banda ancha, con una velocidad similar, o a veces hasta superior, a una conexión ADSL.

¿Cuáles son las mejores ofertas de Internet vía satélite ?

Al depender las operadoras de un mismo satélite, la diferencia de precios entre diferentes compañías no es muy grande, pero en comparación al ADSL resulta algo más caro. Dependiendo del tráfico máximo por mes y si adherimos una línea de teléfono, los precios varían, desde los 40 hasta los 50 euros mensuales, y sumándole el coste de los equipos puede aumentar 5 euros más. Los detalles se encuentran más en la calidad de atención al cliente.

Las ofertas para Internet rural son muchas, siendo Internet satélite una de ellas. Igualmente, es la tecnología que más se está utilizando para que los pueblos o zonas rurales donde no llegan las conexiones terrestres como ADSL puedan tener Internet. Su ventaja principal es que permite una cobertura óptima en cualquier lugar, ya que por medio de un satélite permite al usuario conectarse a Internet a través de una comunicación bidireccional. Tampoco es necesario disponer de una línea de teléfono. La velocidad media que tendremos de Internet con esta tecnología es de 22Mbps, siendo esta una clara prueba de que puede alcanzar la velocidad de conexiones como ADSL.

¿Cómo funciona Internet por satélite?

En primer lugar, necesitaremos una antena ubicada en el exterior de la vivienda, la cual es muy parecida a las de televisión, la misma será la que reciba la señal. Se denomina a esto comunicación bidireccional. Con esta conexión tendremos Internet de banda ancha, y lo que es más ventajoso, no necesitaremos de una línea telefónica.

Los satélites de Hispasat y KA-SAT se encuentran a 36.000 kilómetros de distancia. Son satélites de órbita geoestacionarios que se encuentran alrededor de la tierra, los cuales son los que proveen eficientemente y de forma efectiva la conexión para que podamos disponer Internet de alta velocidad en aquellas zonas alejadas de la ciudad, que hasta ahora no era posible tener Internet por satélite. Su principal función es que la señal rebote de nuestro hogar a los concentradores para recibir los datos y enviarlos de nuevo al domicilio, utilizando el mismo sistema.