España tiene una de las facturas telefónicas más caras de Europa. Nosotros tenemos trucos para ahorrar. Esto hace que sea casi imprescindible encontrar cualquier truco para rebajar la factura, ya que cada día es más difícil vivir sin Internet. A pesar de que los precios han bajado en los últimos años, España se encuentra muy por encima en el coste de Internet y el teléfono.

El precio de coste de una llamada en nuestro país se encuentra en 13,3 céntimos/ minuto; cuatro céntimos más que la media europea. Ni siquiera la guerra de precios entre las compañías ha conseguido que el precio se acerque a la media de Europa.

Trucos para ahorrar en telefonía

1. Limitar las llamadas de fijo a móvil. Como norma general, el coste de este servicio suele ser mayor que de móvil a móvil.

2. Los servicios de VoIP. Aplicaciones como Skype o WhatsApp permiten llamar a través de la conexión a Internet. Para poder ahorrar dinero con este tipo de llamadas, es preciso estar conectado a una red WiFi para no acabar con los datos de la tarifa.

3. Cambiar de compañía. Con una gran oferta de compañías de telefonía móvil, siempre se puede encontrar una operadora que ofrezca un mejor precio por el mismo o mejor servicio.

4. Desprenderse de la cuota fija de línea. Actualmente, las compañías ofrecen bonos de minutos o tarifas de llamadas ilimitadas a través del móvil. Pero ¿cómo se puede tener Internet sin línea fija? En España, varias operadoras han creado servicios por router 4G con una SIM. El problema es que las conexiones 4G están obligadas a tener un límite en el consumo de datos. Esta limitación no supone ningún problema si Internet se utiliza para navegar, ver el correo electrónico o comprobar redes sociales.

Más allá de Internet

5. Convergencia. Muchas operadoras de telefonía ofrecen paquetes que aúnan el servicio de teléfono fijo, Internet y línea móvil. El ahorro con este tipo de ofertas puede llegar a superar los cien euros anuales.

6. ¿Fusiones y tarifas planas? Hay que tener cuidado con lo que se contrata. Si no se desea el servicio de televisión, no debe contratarse. En materia de telefonía móvil, las llamadas y las tarifas de datos pueden ser más interesantes y baratas que una tarifa plana.

7. Revisar la factura telefónica. Puede ocurrir que la compañía se equivoque e incluya un servicio no utilizado o que se haya contratado por error. De esta manera, sería necesario reclamar para lograr la devolución del dinero y frenar el gasto adicional.

8. ¿Cuáles son los contactos más usado? Debe averiguarse si la operadora de teléfono móvil cuenta con este tipo de planes. Los trucos para ahorrar unos cuantos euros está en si aquellos contactos a los que más se llama están incluidos en la tarifa.