Deberíamos tener todos Internet vía satélite. Elon Musk es un gran inventor, físico y empresario, mundialmente conocido por ser el cofundador de Paypal, Tesla Motors, SpaceX, Huperloop y OpenAl. Pero donde más destaca es el hecho de ser el director ejecutivo de SpaceX y de Tesla Motors. Seguramente muchos conocerán estas dos famosas compañías, pero por si acaso, diremos que SpaceX es una compañía norteamericana de transporte, sobre la que se incidirá más veces a lo largo del texto, y por otra parte, Tesla Motors es una famosa compañía de coches eléctricos, que destaca por su innovación en el campo de la automoción.

¿Cómo está revolucionando el mundo?

Elon Musk es todo un innovador. Es lo que ha demostrado siempre y lo que sigue demostrando. Comenzó con el popular y revolucionario método de pago de Paypal y siguió con ese maravilloso coche Tesla que ya vendió todos sus ejemplares antes de que saliera al mercado. Pero no descansa.

Actualmente, Elon Musk está incidiendo constantemente en su preocupación por el Internet rural y las caras ofertas de Internet que provocan que no todos los seres humanos tengan acceso a esta valiosa herramienta.

Por esto, el intelectual Elon Musk, gracias a sus conocimientos de física, ha decidido, junto con su empresa, poner en marcha un grandioso proyecto a nivel global. Un proyecto capaz de proveer de Internet vía satélite a todo el mundo. Recalcando más el término a todo el mundo que el de Internet por satélite.

Está claro que este hombre no deja de sorprender al mundo, pero ahora se verá por qué este proyecto es tan revolucionario.

¿En qué consiste su plan secreto para tener Internet vía satélite?

Fácil de explicar, pero no tan fácil de llevar a cabo.

Concretamente, Elon Musk quiere inundar el espacio de satélites. Concretamente, del modelo Falcon 9, producido y diseñado en su empresa anteriormente mencionada, SpaceX.

Pues bien, según The Wall Street Journal, este joven innovador quiere poner en órbita alrededor de 4426 satélites, capaces de proveer de Internet a todo el mundo, incluidas zonas rurales y deprimidas como muchos países de África, Asia y Sudamérica.

Bien es cierto que este es un proyecto muy ambicioso, que rondará unos 10 000 millones de dólares y unos cinco años para poder concluirlo. Aunque ciertos expertos han especificado que esa cifra de 10 000 millones de dólares podría incrementarse hasta los 20 000.

Como antes se mencionaba, estos satélites Falcon 9 pueden llegar a pesar unos 386 kilogramos, algo más que los clásicos CubeSats usados por la NASA. Además, tendrían una vida útil entre cinco y siete años y estarían orbitando alrededor de nuestro planeta a una distancia de entre 1150 y 1325 kilómetros, llegando incluso a estar por encima de la Estación Espacial Internacional, que se encuentra a unos 431 kilómetros.